Argentinos activan jornada nacional de lucha contra reformas de Macri

Con varios paros y una movilización, los trabajadores salieron nuevamente a protestar contra el programa neoliberal del Gobierno

22
22

Organizaciones obreras y sociales argentinas encabezaron ayer una nueva jornada de lucha en rechazo a las reformas laboral, previsional y tributaria impulsadas por el gobierno derechista de Mauricio Macri, que incluyeron un paro nacional de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y una movilización en Buenos Aires, reseñan medios locales.

A la jornada convocada por la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y el paro nacional de la ATE, se sumaron también otros sindicatos con ceses de tareas y distintas modalidades de protesta.

La movilización partió desde el Congreso hasta la emblemática Plaza de Mayo. La concentración coincidió con la juramentación de los diputados electos en los comicios del pasado 22 de octubre.

También protestaron contra los despidos que vienen golpeando a miles de ciudadanos tras el cierre de fábricas y comercios, precisaron los organizadores.

A la movilización y paro se sumaron gremios de maestros, médicos, trabajadores del cuero, conductores, ferroviarios de la línea Sarmiento, la Asociación de Abogados Laboralistas, entre otros.

Junto a ellos estuvieron los miembros de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, el movimiento Barrios de Pie, y la Corriente Clasista Combativa, que este año han realizado varios trancazos y manifestaciones para exigir la implementación de la ley de emergencia alimentaria.

La Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines anunció, además, que realizará una huelga de 24 horas y movilizaciones en las distintas localidades del país en el marco de la Jornada Nacional de Lucha.

VULNERACIÓN DE LOS DERECHOS

Los sectores comprometidos en la protesta consideran que las reformas, en espera de ser debatidas en el Congreso, buscan la flexibilización laboral, lo cual vulnera no solo los derechos de los trabajadores activos, sino, también, de los pasivos y conlleva a la caída de la movilidad jubilatoria, entre otros trascendentales aspectos.

La diputada electa y secretaria general del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), Romina del Pla, afirmó que las reformas implican un “plan de guerra contra los trabajadores y una completa reorganización de las relaciones laborales, que va desde la reducción drástica o la directa eliminación de las indemnizaciones por despidos hasta la extensión de las tercerizaciones y los contratos de eventuales en la industria”.

“Los proyectos incluyen también la reducción de la movilidad jubilatoria, llevar la jubilación a los 70 años para hombres y mujeres y la eliminación de los regímenes previsionales especiales, en particular los de la docencia y los de los estatales provinciales, confiscación que abarca también a la AUH, con lo cual se afecta a 17 millones de personas de los sectores más necesitados”, añadió.

Por su parte, el dirigente del Partido Obrero Néstor Pitrola señaló: “No llamamos a la unidad con el triunvirato entreguista de las reformas laboral y jubilatoria, y del conjunto del paquete de tarifazos e impuestazos contra los trabajadores. Nos planteamos poner en pie al movimiento obrero contra esa burocracia sindical”.

“Rechazamos todo despido en el Estado, y llamamos a ocupar toda fábrica que cierre. La crisis la tienen que pagar los capitalistas, hay que ajustar a los ajustadores”, aseveró Pitrola.

CIUDAD CCS


Únase a la conversación