ars poética | Josu Landa | Venezuela

«Exhalaciones», así ha denominado él mismo autorJosu Landa a esta suerte de aforismos donde reflexiona en torno al lenguaje, el oficio de la...

623
623

«Exhalaciones», así ha denominado él mismo autorJosu Landa a esta suerte de aforismos donde reflexiona en torno al lenguaje, el oficio de la escritura y la creación como signos propios de la verdad. Sobre ellos ha escrito Arturo Gutiérrez Plaza que se trata de «ideas penetradas por el escepticismo, la ironía y el humor, pero conscientes a su vez de la imposibilidad de aceptar una vida sin utopías, sin esperanzas de un mundo mejor». Dejemos que sea usted, querido lector, quien juzgue y deguste estas exhalaciones del filósofo y poeta venezolano.

Josú Landa (Venezuela, 1953) es profesor en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Dirige la revista de filosofía Íngrima. Es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte de México. Ha publicado, entre otros, los libros de ensayo Tanteos, Poética; poesía: Treno a la mujer que se fue con el tiempo, y las novelas Zarandona e Y/O. Ensamble.

Cuando camino a pleno sol, lo único que sale de mí son sombras
***
Paradojas de la patología: para algunos, ciertas enfermedades son como el aire que los mantiene vivos. Ejemplo: la alergia al otro, la gangrena moral del racismo.
***
Leo por doquier anuncios y carteles llenos de errores. Oigo a cada rato mensajes sin el mínimo respeto por el lenguaje. No es grato ser testigo de lo más podrido de la decadencia.
***
Lloraríamos sin rubor y hasta con alegría, si la sonrisa, en un acto de insólita caridad, le prestara su máscara al llanto.
***
In God we trust? Entonces, ¿por qué tanto miedo, tanto armamentismo, tanta agresión imperial, tanto hegemonismo…?
***
Algún día habrá que hacer la contabilidad de todo lo que los justos han pagado y siguen pagando por los malditos pecadores (que lo estropean todo). Y pasarles la factura.
***
A lo mejor la obsesión por lo eterno viene de las ganas de un contrapeso, tras la conciencia de que lo único eterno es el tiempo: la fugacidad: la permanencia de todas las demás cosas.
***
Conocer el oráculo después de haber actuado, leer el horóscopo en fechas posteriores: un modo libre de encarar el destino.
***
Un existencialismo pasivo: el sujeto es «hecho» forma, por quienes lo rodean y por lo que se habla sobre él.

El significado de «metáfora» se aplica a la propia palabra «metáfora»: un transportar algo de un lugar a otro: fatalidad del círculo hermético.
***
Música: todo sonido con sentido: todo sentido con sonido.
***
Public intelectuals, mediósofos, «creadores de opinión pública»: garimperios de la doxa.
***
Un placer sin trascendencia es un placer intrascendente, pero es el más buscado y ejercido en estos tiempos.
***
Una mentira dicha mil veces —como se sabe, desde antes de Goebels— se convierte en verdad; pero una verdad repetida mil veces deriva en lugar común, eco sin vida, pasto de loros y letanía de estúpidos.
***
El principal enemigo del traductor es el falso amigo y su principal aliado, el diccionario.
***
La interpretación es el arte por el que convertimos en «hecho objetivo», en «verdad», lo que hemos construido y capturado y engullido primero como signo: una fagocitosis.
***
Fe, esperanza y claridad: las virtudes de quien se consagra, sin egotismos, a la escritura.
***
Pensar para vivir y vivir para pensar: esto es la filosofía verdadera.

«Nada es tan difícil como no engañarse», dice Wittgenstein; pero, al ser capaz de descubrir eso, demuestra que nadie es más difícil de engañar que uno mismo.
***
Según el mito, Proteo saca sus mil rostros cuando se siente acorralado, preso, reducido. La antología personal son las diversas caras del escritor, cuando se ha presionado a sí mismo.
***
«Angustia de las influencias» parece el precio de algo inevitable. ¿No es la vida una suma y resta de influjos de toda clase? ¿Qué caso tiene destinar algún trozo de alma a pagar por algo que más nos vale aprovechar gratuitamente?
***
Híbrido de caña y árbol: flexible ante los embates del viento, duro para permanecer incólume en la tormenta: listo para seguir creciendo en silencio y para romperse, si así lo imponen los elementos.
***
Nuestra obsesión por el futuro delata nuestra raigal incapacidad de vivir a fondo el presente.
***
Crece el número de los matones y sicarios mediáticos. Es lo que sucede, cuando los medios de expresión hegemónicos alcanzan el estatus de los grandes poderes históricos.
***
¿Por qué «yo» y no, por ejemplo, una simpleza traza, un signo neutro? ¿Para qué pronombres si ya nos marcaron con un nombre?
Curioso: el nombre propio de alguien pone a hablar en tercera a la primera persona.
***
No sé qué ven algunos al pie de la Letra. No hay alguna raíz, tampoco un basamento. Acaso la tenue sombra de una voz ya perdida.
***
Si el hombre es la medida de todo, entonces el hombre también es la medida del hombre. Esto exige la presencia de un tercer hombre que mida al hombre que midió al primer hombre y así al infinito: todo un atentado a la medida.
***
Es el sol lo que desata las sombras.
***
El viento me empuja y me resisto, me repliego en mí. No entiendo qué me invita a volar como los granos de arena del desierto.


Únase a la conversación