Aura Rivas aconseja a los jóvenes teatreros mantener la mística

La actriz asombró a los presentes con un cuento del pueblo Maya

El nombre de Aura Rivas resuena en la memoria de los abuelitos que, junto a ella, crecieron viendo la televisión. Para la época de los años 60 ser artista era un reto en una generación donde llevar el pan a la mesa era primero antes que seguir un sueño.

Figurando entre los destacados invitados que asistieron al 6° Acto de Financiamiento y Estímulo a la Creación Artística, la primera actriz inauguró este evento con un monólogo prehispánico que hace alusión a cómo las artes se apegan a una civilización.

La actriz ante la premisa del apoyo que la Alcaldía otorgó a los medios artísticos, sobre todo en el ámbito teatral, resaltó el arduo esfuerzo de muchas compañías que a pesar de las complicaciones hacen arte. “Esta iniciativa es buenísima y hablo como gente de teatro, ya que requerimos el apoyo, y más ahora, porque el trabajo teatral puede ser una odisea, cuesta mucho trabajo, sobre todo económicamente hablando”.

También alegó que el Estado tiene la responsabilidad de responder a las necesidades de este sector artístico, así se lograría de manera constante –y no únicamente en festivales– una unión colectiva que incremente las manifestaciones culturales en todo el país e inclusive el ingreso económico para cumplir más sueños.

“Yo soy una de las fundadoras y parte de la Compañía de Teatro desde el 1984, y continuo allí bajo el cargo de Carlito Arroyo, que la está manejando muy bien, afortunadamente. Sigo luchando, no solo por mí, sino por todos los que hacen teatro. Pero hay muchas compañías que aún están aisladas, como solitas, y solo necesitan un apoyo real para ser grupos estables y puedan autofinanciarse, no depender de un subsidio o especie de aporte”, agregó Rivas.

“La dama de las artes” está muy consciente de ser un ejemplo de pequeños y grandes que se forman dentro del mundo actoral por lo que hace un llamado a la conciencia y el trabajo duro para lograr sus objetivos. “Con tantos años en esta profesión y lo que he vivido, yo pido ahora de los jóvenes esa mística, mi generación creció con muchas carencias, ahora lo tienen todo más sencillo, por eso les pido un poco más de rigurosidad. Tienen todo mi apoyo, pero tienen que ser más estrictos y trabajar por sus sueños, como crecimos nosotros, pero para ello hay que formarse”, expresó la primera actriz.

La actriz considera que la inversión en las artes es muy importantes y resaltó que hay prioridades que atender de la misma manera como “la salubridad de niños, jóvenes y, por supuesto, adultos de la tercera edad. “Siento que hoy día, esta lucha económica puede ser difícil para el sector salud, pero el apoyo real puede ser integrado para generar paz”.

__________

Pasión de una primera actriz

Su destreza en la actuación nació desde muy joven, cuando a sus 20 años trabajaba como oficinista, pero ya estaba tomando clases de actuación en el Grupo de Teatro Experimental de Carnac, donde su talento se exhibe en Una Pequeña Taza de Café, una producción en vivo, en señal abierta, del canal Venevisión (que desde su fundación en 1953 era llamada Televisa).
Desde esta oportunidad fueron muchísimas las producciones donde su nombre figuró entre el elenco y dio paso a su formación profesional como actriz en el extranjero, precisamente en México. País en el cua, junto a su pareja Jorge Godoy, fundan el Centro Cultural Coyoacán, recinto que reunió valores, arte y experiencias para los mexicanos.
Años más tarde, regresa al país para ser recibida con los brazos abiertos en diversas producciones nacionales en tres casas televisivas de la época en los años 60.

CIUDAD CCS

Únase a la conversación