Baloncesto de calle hizo magia en Mamera

Los Court Kingz, un equipo integrado por jugadores de distintas nacionalidades, donde el único venezolano es el capitán

Caracas cuenta con 22 parroquias, en las cuales la práctica del baloncesto es casi una religión. Mamera está sumergida en esa realidad, específicamente en los espacios de la Casa de Campo Guzmán Blanco donde, por segunda vez en dos años, recibieron la visita de los Court Kingz, un equipo integrado por jugadores de distintas nacionalidades (un venezolano), dedicados a exhibir el baloncesto de calle, que, como se conoce, está acompañado de maniobras con el balón y jugadas espectaculares para el público presente.

Se trata de la segunda gira que ellos realizan por Latinoamérica y, en esta oportunidad, Venezuela y Mamera fueron una parada obligada, luego del éxito de la primera experiencia (2016). Una vez más, los parroquianos vibraron en una tarde que arrancó con choques entre locales para armar el quinteto que, al final, enfrentó a los invitados que, nuevamente, deleitaron con su show a los amantes de esta hermosa disciplina.

Bailes e interpretaciones de hip-hop amenizaron una jornada de, al menos, 6 horas intensas que no tuvieron desperdicio. No en vano, tribunas y adyacencias se abarrotaron en un evento internacional que llegó de manera gratuita, gracias al esfuerzo de la Alcaldía de Caracas, que dirige Erika Farías, y la Fundación Alexander “Mimou” Vargas, que celebra su aniversario 22. Será hasta el final del mes de noviembre cuando Court Kingz concluya su tour por varios estados de nuestro país, llevando con su juego fantástico un mensaje de paz y hermandad a los jóvenes y adultos.

Harold Urrieta / Deportes CCS
Fotógrafo: Luis Bobadilla

Únase a la conversación