Un barrio en Catia rinde homenaje permanente a Morochito Rodríguez

Hace 49 años los vecinos del Barrio de las Viudas le cambiaron el nombre y adoptaron el del campeón olímpico nacido en Cumaná

Después de los Juegos Olímpicos de México-1968 cada 26 de octubre es celebrada en Venezuela la medalla de oro que conquistó en esa ocasión Francisco “Morochito“ Rodríguez, pero en Caracas existe un lugar donde le rinden homenaje permanentemente, en el barrio al que dieron el nombre del campeón, ubicado en Catia, parroquia Sucre.

La calle que atraviesa el barrio también lleva el nombre del boxeador, mientras que al consejo comunal lo denominaron Los Triunfos de Francisco Morochito Rodríguez, como puede leerse en un arco levantado en la entrada. Está bordeado por la UEN Andrés Eloy Blanco, Escuela Técnica Rafael Vega, Casa del Obrero y Colegio Almirante Brión.

Según el censo realizado para la entrega de cajas CLAP el sector es habitado por unas 305 familias, nos cuenta la señora Ana Blanco, a quien acudimos luego de consultar a varios vecinos, quienes concluyeron que era una de las personas fundadoras y con más tiempo en el barrio.

Muchos, como la señora Blanco, llegaron allí luego del terremoto de Caracas (29-07-1967), fecha en que Morochito se encontraba en los Juegos Panamericanos de Winnipeg (Canadá), donde también ganó oro.

“Esto era un botadero de basura. Cada quien construyó como pudo, primero comenzamos con apenas una latas, cobijas, e inicialmente lo llamaban Barrio de las Viudas porque lo que había eran puras mujeres y niños”, recuerda Ana.

“Los hombres se ausentaban porque si los encontraban en el sitio se los llevaban presos acusándolos de invasores, lo que no hacían con nosotras y los niños. Entonces a los que no tenían vivienda no les daban ningún tipo de ayuda, más bien en una ocasión se presentó por aquí Diego Arria (gobernador del entonces Distrito Federal) y nos dijo que nos iban a sacar”, explica.

“Al barrio le pusimos Morochito Rodríguez en 1969, era el personaje del momento por su triunfo”, rememora del púgil cumanés que hace 50 años se convirtió en el primer medallista de oro olímpico de Venezuela y quizás sea el único deportista criollo con un barrio que lleva su nombre.
En la actualidad el campeón olímpico habita en Casalta I, muy cerca del barrio con su nombre, donde también lo esperan cada 26 de octubre.
_________________

En el Metro muchos lo reconocen, especialmente los más adultos.

“Ya yo soy caraqueño, cuando voy a Cumaná me pierdo”

Desde que Francisco “Morochito” Rodríguez comenzó a formar parte de la selección nacional de boxeo disminuyó su presencia en su nativa Cumaná (estado Sucre), ya que paulatinamente fueron incrementando sus periodos de concentración en la capital venezolana, adonde arribó una noche encandilado por las luces de Petare, “parecía un arbolito, nunca había visto algo igual”, recuerda de ese viaje.

Pensando en todo su tiempo en Caracas dice que “Ya yo soy caraqueño, cuando voy a Cumaná me pierdo, todo está muy cambiado allá. Ahora voy en pocas ocasiones, para ver a mi familia que sigue allí”, señala.

Es magallanero y tiene seis hijos, todos varones. “A ninguno le gustó el boxeo, yo en ningún momento me opuse a que practicaran ese deporte, porque uno tiene que hacer lo que más le gusta. Ellos sintieron preferencia por el beisbol y el baloncesto”.

La vida del campeón olímpico transcurre principalmente en Catia (parroquia Sucre), entre su residencia en Casalta y algunos lugares de Propatria, donde todos lo conocen y en ocasiones, en encuentros con amigos, participa en largas jornadas de dominó, que es una de sus aficiones.
_____________
Por la avenida El Cuartel

El Barrio Morochito Rodríguez está ubicado en Catia, parroquia Sucre. Para los que van desde la avenida El Cuartel (sentido Junquito) luego del Polideportivo Hugo Chávez (antiguo Ymca) deben desviarse a la izquierda. En esa cuadra se encontrarán con la Unidad Educativa Nacional Andrés Eloy Blanco, al final de la misma, a la derecha, está la calle Morochito Rodríguez, donde también se encuentra el barrio que hace homenaje permanente al campeón olímpico.

JUAN CERMEÑO / DEPORTES CCS
FOTOS BERNARDO SUÁREZ

Únase a la conversación