El béisbol criollo sempiterno ganador

El bronce conquistado en el Mundial sub 23, en fecha reciente en Barranquilla, suma otro galardón a la galería de la pelota nativa

Definitivamente, el béisbol como deporte de conjunto continúa ofreciendo satisfacciones a la fanaticada y nos da renombre en el exterior de manera continua. La última de esas conquistas se produjo recientemente en el Campeonato Mundial de Béisbol sub-23, realizado en el estadio Edgar Rentería, de la ciudad de Barranquilla, Colombia, donde la selección venezolana ganó la medalla de bronce, al vencer, en el juego por el tercer lugar a Corea del Sur con marcador de 5 por 4.

El equipo criollo comenzó en el grupo B, junto con República Dominicana, Corea del Sur, Puerto Rico, Australia, República Checa y pasó invicto a la semifinal.

A esa etapa, denominada la Súper Ronda, llegó el equipo venezolano junto con Japón, México, Corea del Sur, República Dominicana y China Taipei. ¡Igual quedó invicto!

La presidenta de la FVB, Aracelis León, con el campeón panamericano sub-23 en 2017

Luego, en la final, cayó ante México y Japón, para adjudicarse la medalla de bronce, tras vencer a Surcorea y al mismo tiempo conquistó el cupo para competir en el Campeonato Premier 12, que se llevará a cabo a mediados del próximo año y cuya sede aún no ha sido señalada.

Los criollos más destacados en este Mundial fueron el campocorto Jorma Rodríguez, como el pelotero Más Valioso; Leandro Cedeño el más productivo como bateador designado; el derecho Miguel Blanco con dos victorias, sin derrotas y Yonny Hernández con seis bases robadas.

Esa misma selección está en la cosecha de triunfos desde el año pasado, cuando quedó campeona en el Panamericano de Béisbol sub-23, realizado en Panamá, del 24 de noviembre al 3 de diciembre.

En esa oportunidad quedó en el grupo B, junto con Cuba, Puerto Rico, Brasil, Colombia y Argentina. Pasó a la semifinal con cuatro victorias y un solo revés.
En la final quedó invicta con cinco victorias y consiguió la medalla de oro con tres juegos ganados y sin derrotas. Atrás quedaron las novenas de Puerto Rico y Cuba, las cuales también clasificaron para el Mundial de 2018.

Daniel “Chino” Canónico fue paseado en hombros por aficionados, en el puerto de La Guaira, a su regreso al país tras la Serie Mundial de 1941

HISTÓRICA HAZAÑA PANAMERICANA
Con estas actuaciones de los peloteros en el Panamericano de Panamá y el Mundial de Barranquilla, los venezolanos recuerdan la hazaña realizada por el equipo nacional de béisbol, cuando ganó la medalla de oro en los III Juegos Deportivos Panamericanos, realizados en las instalaciones de la ciudad de Chicago, entre el 27 de agosto y 7 de septiembre de 1959.

Es necesario recordar que Venezuela solo ganó una medalla de oro en esa oportunidad y fue justo por intermedio del béisbol.
Aún se recuerdan nombres como Francisco “La Manca” López, William Troconis, José Flores, Raúl “Cigarrón” Landaeta, Dámaso Blanco, Martín “Fumerito” Fumero, Luis Peñalver, quienes bajó la guía del mánager José Antonio Casanova subieron al primer lugar del podio para recibir el máximo trofeo y luego siguieron en la ruta del deporte, para ejemplo y recordatorio de las siguientes generaciones de atletas.

TROPICAL ESCENARIO DE UNA GESTA
El 22 de octubre de 1941 es recordado por la afición de Venezuela como el día del mayor triunfo deportivo del siglo XX, porque desde allí, en nuestro país se comenzó a querer al beisbol y pasó a ser tomado en cuenta como el deporte o el pasatiempo nacional, en casi todo el territorio patrio.

El país se paralizó y todos los aparatos de radio estuvieron encendidos, para oír las incidencias del juego final de la IV Serie Mundial de Béisbol Amateur, entre Cuba y Venezuela, en el estadio Tropical, en La Habana. Se escucharon las voces de los locutores Oscar “Negro” Prieto, Pablo Morales, Enrique Vera Fortique y la repetida frase “ahí viene la Wilson para el home” del inolvidable Pancho “Pepe” Cróquer.

Venezuela se coronó campeón, ante los antillanos con marcador de 3-1, con Daniel “Chino” Canónico en plan de héroe y el campocorto José Antonio Casanova, como el Más Valioso del certamen.

Una multitud recibió al equipo en La Guaira. Los peloteros fueron paseados en hombros como verdaderos héroes y el béisbol pasó a formar parte de la vida del venezolano.

La medalla de bronce fue celebrada en grande en el estadio Edgar Rentería, de Barranquilla, Colombia
Julio Barazarte / Deportes CCS

Únase a la conversación