Campeones de Caracas: Rondón aún espera ser reivindicado

Tuvo una brillante carrera, y en febrero de 1971 se convirtió en el segundo venezolano campeón mundial de boxeo profesional

258
258

La calidad de un campeón se mide por la clase de sus rivales, y en el caso de Vicente Paúl Rondón (fallecido el 28 de diciembre de 1992) encaja perfectamente la premisa.

Pese a su brillante trayectoria boxística, todavía no ha sido reivindicado como atleta, incluso como persona, pues, cuando se le recuerda, muchas veces es para mofarse de su poca preparación intelectual, cuando, en verdad, tiene méritos para estar en el Salón de la Fama del Deporte Venezolano.

En una ocasión, cuando cayó derrotado por Bennie Briscoe (26 de enero de 1969), al bajar del ring en San Juan de Puerto Rico uno de sus allegados (Alejandro “Campino” Carmona) apeló a la frase:

“Rondón no ha peleado todavía (en alusión al patriota venezolano Juan Manuel Rondón, héroe de nuestra guerra de Independencia, quien jamás se dio por vencido, pese a las dificultades de la guerra).

A partir de ese revés ante Briscoe, el muchacho de Barlovento, pero hecho boxísticamente en Caracas, superó aquella caída y al tiempo se transformó en el segundo campeón mundial que tuvo el país, y el único del peso semicompleto hasta la fecha.

SUS INICIOS

A mediados de los 60 dijo a su madre (María Apolonia) que se venía de su natal Río Chico (Barlovento, estado Miranda) a Caracas: “Para ser campeón mundial de boxeo”.

Deambuló por gimnasios capitalinos. Se ejercitaba subiendo a trote las escaleras hacia su casa en el barrio Santa Ana de Carapita.

Trabajaba de vigilante por las noches, y en el día entrenaba para afrontar su carrera amateur.
Se mantuvo invicto, dejando tendidos a 19 de los 22 rivales que enfrentó. Dio el nocaut más rápido en aficionado, 48 segundos, sobre Edgar Aponte para titularse en los Juegos Nacionales de 1964.

Un año después, debutó en el profesional (con 27 de edad). Hilvana 14 triunfos, de ellos 12 por nocaut, pero tiene que abandonar el país, pues aquí no consiguen rivales para su peso.

Reinicia en Puerto Rico su carrera, enfrentando al tercer ranqueado por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), Pedro Miranda, a quien también noquea.

Continúa una carrera con algunos tropiezos, pero aún así es consecuente ganador. Se tituló campeón nacional peso mediano derrotando a José García.

Bajo contrato con el boricua Tuto Zabala (padre) consigue una oportunidad por la faja mundial del peso semicompleto cuando el titular absoluto para entonces, Bob Foster, es desconocido por no defender su diadema ante el retador oficial Jimmy Dupree.

RONDÓN TUVO SU 27-F

Se faja contra Dupree en el Nuevo Circo de Caracas, el 27 febrero de 1971, para convertirse en el segundo venezolano campeón mundial de boxeo profesional (el primero fue el pastoreño Carlos “Morocho” Hernández en 1965).

En el sexto round, el referí Sachary Clayton detuvo las acciones en vista de que su paisano gringo, Dupree, dio la espalda para evitar las descargas de Rondón sobre su maltratado rostro.

BOXEADOR DEL AÑO

La conquista del título, más las cuatro exitosas defensas contra Piero del Papa, KO 1; Eddie Jones, por decisión; Gomeo Brennan, decisión; y Doyle Baird, KOT, en 8, le hicieron merecedor del premio Boxeador del Año por la AMB.

Los campeones de entonces eran: Joe Frazier (completo), Carlos Monzón (mediano), Ángel “Mantequilla” Nápoles (welter), Nicolino Locche (welter jr), Ken Buchanan (ligero), Rubén Olivares (pluma), quienes habían tenido destacadas actuaciones ese 1971.

PELEAS DURAS

En la ocasión en que le preguntaron sobre sus combates más difíciles, dijo: “Derrotar el hambre y perder la batallas con mis apoderados (Rafito Cedeño y Tuto Zabala).

Pero, sobre el ring tuvo rivales tremendos: Luis Manuel Rodríguez, cubano campeón mundial welter, contra el que perdió y ganó; Benny Briscoe, estadounidense quien, según palabras de la leyenda del boxeo argentino Carlos Monzón: “Fue el peleador que más duro me pegó en toda mi carrera”. Rondón ganó y perdió con Briscoe.

Luego, como peso completo enfrentó a Ron Lyle (tumbó dos veces a George Foreman); Ernie Shavers (mejor porcentaje de nocauts en peso completo y tumbó a Muhammada Alí), pero el barloventeño le aguantó toda la distancia.

___________

Los recuerdos, hoy

Su hermano, José Del Carmen Rondón, lo cataloga como un gran campeón: “Eran los tiempos de boxeadores rudos. Yo también subí al ring como amateur y profesional. Puedo decir que Vicente Paúl ha sido el mejor semicompleto del país”.
José Del Carmen fue mejor en aficionado que en profesional. El hermano menor de Rondón fue campeón Centroamericano y del Caribe de Jamaica (1962).
El hoy entrenador Marco Tulio Polanco enfrentó a Vicente Paúl: “Tenía un buen jab, pero su mejor puño era el upercut de izquierda, era durísimo. Cuando estaba en condiciones podía darle pelea al mejor”.
Polanco subió tres veces contra Rondón y no pudo concluir las peleas.
Ahora se dedica a entrenar a sus pupilos en el gimnasio de boxeo del Brígido Iriarte, entre ellos a la retadora mundial mínimo Débora Rengifo.

JOSÉ CUEVAS/CIUDAD CCS


Únase a la conversación