Caracas Pueblo

La obra, escrita por Malú Rengifo, presenta un acopio de historias protagonizadas por la ciudad y sus habitantes

168
168

La mirada de Malú Rengifo no pasó inadvertida por las calles de Caracas, sus ojos capturaron detalles imperceptibles en aquellas esquinas que todavía guardan en sí mismas fragmentos de historia, a riesgo de ser olvidadas y enterradas bajo los escombros de la transitada ciudad.

Antiguos relatos se despiertan por la fuerza del recuerdo de esta joven escritora, cuya intención de evocar en la memoria colectiva la verdadera esencia de la capital caraqueña, le dio a su pluma el perfecto argumento para escribir breves testimonios de un pueblo decidido a abandonar su estado de reminiscencia, custodiándose en la inmortalidad de la palabra escrita.

Una suerte de héroes locales, cronistas anónimos y narradores aficionados protagonizan distintos acontecimientos que dan vida a la obra titulada Caracas Pueblo, compuesta por más de 12 crónicas y entrevistas periodísticas que reúnen una serie de anécdotas y experiencias urbanas a partir de las cuales se pueden rescatar diferentes mitos y costumbres enfundados en los caraqueños del siglo XX.

“La palabra ciudad nos remite a un centro de gran tamaño (…) cuyas actividades principales son la industria y el comercio; la palabra pueblo, a su vez, es referencia para un espacio más pequeño (…) o al grupo de personas que habitan una región determinada. En la Caracas actual, hay mucho de todo lo anterior, y es por eso que las páginas a continuación no son un minucioso registro de la metrópoli, sus luces, automóviles y monumentos (…) Caracas Pueblo es un humilde amasijo de historias sobre lugares, personas, costumbres y curiosidades“, explicó la autora en la introducción de su manuscrito.

De esta forma, El entierro de la Calle Baruta, El limonero de San Pablo; Carlos Sánchez, creador de las veredas de Catia, entre otros acontecimientos se recrean en este retrato cultural, donde los lectores pueden apreciar el espíritu festivo y nacional que para entonces formaba parte de la cotidianidad venezolana, perdido y atropellado por el fenómeno de la transculturización.

“Y así, buscándose un lugar en este espacio, se encuentra el caraqueño resistente, el hombre y la mujer anónimos que, sin rencores ni prejuicios, rescatan de los escombros del olvido el sueño libertario y el deseo de vida alegre, abrazan su identidad capitalina”, escribió Malú Rengifo, quien decidió por desprenderse de la actitud académica y escuchó la oralidad callejera, utilizando lo cotidiano como arma de atracción lectora.

Caracas Pueblo fue editado en el marco del 11 aniversario de la Fundación Editorial el Perro y la Rana, y presentado de manera oficial en la 8va edición de la Feria del libro Crecimos Juntos. El texto cuenta con la participación gráfica del artista plástico Oscar Hernández, formando parte de la colección Trazos y Testimonios, serie Vivir para Contarla, de la mencionada casa editorial.

REDACCIÓN MARIA JOSÉ RAMIREZ


Join the Conversation