El caribe: la “unidad de intercambio rebelde” (+infografía)

Este nuevo billete se implementará en las parroquias que conforman Caracas, lo que facilitará la atención tanto de los contribuyentes comerciales, como de...

La verbena, el punto de partida

Esta es ya la cuarta semana consecutiva en la que se organizan verbenas en Caracas. 8 parroquias, más de 23 mil familias del municipio Libertador,  ya han sido tocadas por esta estrategia que busca consolidarse como un espacio para la comercialización directa de productos por redes de producción y comercialización directamente al Poder Popular.

Más de 400 toneladas de alimentos en diferentes rubros han sido distribuidos a través de este mecanismo que se erige como una herramienta complementaria a los planes del Gobierno nacional, para contrarrestar la feroz guerra económica y financiera que han emprendido las grandes corporaciones contra el pueblo venezolano.

Se trata entonces de una alternativa impulsada desde la Alcaldía del municipio Bolivariano Libertador tomando la instrucción de nuestro presidente Nicolás Maduro de crear fórmulas que busquen la articulación de las fuerzas productivas y de comercialización de alimentos, orientadas a garantizar el acceso a los alimentos a precios justos.

Tenemos así “un espacio para la distribución de alimentos, donde confluyen la economía privada, la economía popular y la economía del Estado, para satisfacer la demanda de alimentos y de bienes de primera necesidad a los caraqueños”.

Este sistema se desarrollará en las parroquias que conforman Caracas, lo que facilitará la atención tanto de los contribuyentes comerciales, como de los inmuebles urbanos. Significa que, en su mismo eje de acción, quienes deben rendir tributo podrán obtener información y hacer los pagos correspondientes.

“Este hecho tiene una gran importancia dentro de las políticas de desarrollo económico que se vienen ejecutando por parte de la alcaldesa Erika Farías y el Gabinete Económico porque al incrementar la recaudación, por medio de esta estrategia, esto incide directamente en la inversión social para el Municipio Libertador, para construir una Caracas para vivirla”, dijo la presidenta de la Sumat, María Gabriela Briceño, durante la inauguración de la primera jornada que se desarrolla esta semana (del 3 al 6 de abril) en la parroquia El Paraíso, donde esperan atender al menos 500 establecimientos comerciales y 300 contribuyentes de inmuebles urbanos.

Briceño opinó que este tipo de jornadas “permiten acercar la administración tributaria a las comunidades”, al respecto agregó que “nosotros podemos decir de forma precisa, que el caraqueño tiene una mayor cultura tributaria, porque entiende que los tributos pagados, inciden en beneficios para la inversión social de la ciudad”.

Durante una interacción con medios de comunicación, detalló que este tipo de eventos no solo permiten captar más contribuyentes, lo que eleva el ingreso de la ciudad, sino que además, complementan las jornadas de fiscalización que se realizan desde el mes de enero en Caracas, con lo que se construye definitivamente una firme cultura tributaria en la capital del país.

Y así, nace el Caribe

Al preguntarle a Miguel Carreño en qué piensa cuando escucha la palabra “Caribe”, contesta rápidamente: combate, resistencia, pueblo bravío. Piensa que todas estas características están presentes en la unidad de intercambio impulsada por la Alcaldía de Caracas, como un instrumento más en la ofensiva contra la guerra económica.

El caribe nació este domingo 15 de abril, en el contexto de un ataque a la moneda nacional, caracterizado por el contrabando del bolívar hacia la frontera colombo-venezolana, marcadores de precios de nuestra moneda desde fuera de nuestras fronteras y la distorsión de los precios, propios de la guerra.

Jazmín Bracamonte, presidenta del Instituto Municipal de Crédito Popular, explica que se trata de un mecanismo de pago complementario, que en principio, será utilizado para adquirir los productos que se ofrecen en la Verbena de Caracas. “Va a permitir el acceso a los bienes y servicios, tal y como funciona cualquier otro medio de pago, bien sea en efectivo o electrónico”, dijo y afirmó que su uso no será exclusivo, pues en las verbenas, la población escoge el mecanismo que prefiera.

La presidenta del IMCP recalcó que su nacimiento permitirá contrarrestar los efectos de la guerra económica, aunado a los planes que ejecuta el Estado venezolano, tales como la criptomoneda el petro y el nuevo cono monetario que está por entrar en vigencia.

La funcionaria explicó que para canjear bolívares por caribes y viceversa, no es necesario tener ninguna cuenta o afiliación con el IMCP. Todo se resolverá a través de transferencias bancarias o puntos de venta.

¿Cómo funciona?

Esta unidad de pago tiene cinco denominaciones: 5, 10, 20, 50 y 100. Su equivalencia es 1 caribe = Bs. 1.000 Luego del 4 de junio, a propósito de la reconversión monetaria, será un caribe por un bolívar.
Al cambiar bolívares por caribes, el IMCP se cobra 3% sobre la cantidad de caribes en total a canjear (no por cada compra). Esto se debe al costo que tiene su emisión, que debe ser cubierto para su canje y las operaciones que deben realizarse para ponerlo en circulación.

Ciudad CCS

Únase a la conversación