Swing Latino: “Choco” Orta celebró sus 30 años en un género machista

La boricua se coloca a la par de Mirtha Silva, Yolandita Rivera y Fe Cortijo

172
172


Hace un año fue recibida con todos los honores por el público puertorriqueño que la venía reclamando desde hacía rato. Su “debut” en Borinquen tenía que darse en un evento de importancia como el “Festival de la Zalsa”, así con “zeta”, porque es patrocinado por la emisora Z-93 y el pasado mes de marzo, la bien llamada “Reina del sabor”, celebró sus 30 años en el ambiente musical con un gran baile en el Club The Latin Roots, en el Viejo San Juan.

REDONDA Y CUADRADA

Nosotros le debíamos este reportaje a “Choco”, quien clama por venir a Venezuela. Su nombre verdadero es Virgen Milagros Orta Rodríguez, pero se ha dado a conocer como Choco Orta. Es una negra bellísima, simpática y tiene todo el “melao” que pudiese exudar una mata de cacao. Su piel de chocolate lo dice todo y además, es la “Reina del Sabor”. Si alguien duda de lo que apuntamos, busque en You Tube su presentación en el Festival de la Zalsa y corroborará lo que estamos diciendo.

Cuando se presenta, “Choco” agita las manos, se mueve con soltura, baila, es un tornado musical y de paso, canta como la que más sabe. No resulta simple su trinar y su rápido y acertado fraseo en la melodía la califica como sonera. Ella, cumpliendo con los parámetros impuestos por Ismael Rivera, no interpreta, ella es así.

Esta leyenda de la rumba boricua nació en Santurce, un 28 de noviembre de 1959. Cuando se presenta en escena desarrolla todo lo aprendido: la danza entremezclada con el cantar.

EL TUMBAO DE LAS BRAVAS…

Además de cantante es teatrera con Licencia y todo. “Choco” Orta es egresada cum laude del Departamento de Pedagogía, con especialización en Teatro por la Universidad de Puerto Rico, por ello, cuando Choco canta deja algo más que la voz en tarima.

Se inició en 1979, cuando audiciona y queda como integrante del elenco original de la obra teatral

La verdadera historia de Pedro Navaja en el recordado personaje de Piola, caracterización que lograba las máximas palmas de la audiencia.

TITO PUENTE LA BAUTIZÓ

“Choco lo cochón. Redondo y cuadrado”, se escucha en su cantar. ¡Es la cosa! Fue Tito Puente quien en Nueva York la bautizó y más tarde fue apoyada por bravoz como “Nacho” Sanabria, don Roberto Angleró, Waldo Borres y el mismísimo Julio “Gunda” Merced.

En el 2001 realizó su segunda producción: La reina del sabor, donde sobresale su fuerza interpretativa, así como su entrega en la ejecución de las congas. Ésta contiene temas como Si esta es la última vez, Ese hombre, Que pague, La sonera del amor y La nueva reina del sabor corte compuesto por la artista en honor al inmortal Tito Puente.

EL AMOR LA HIZO REGRESAR

En el 2004, Choco Orta volvió a Borinquen para laborar en el musical El bombón de Elena, al lado de Andy Montañez y Daniela Droz, pero la verdad es que la cantante volvió a Puerto Rico porque se topó con el amor. Tras vivir nueve años en Brooklyn se radicó en Río Grande.

“Estoy feliz. Me enamoré y por eso me vine a Puerto Rico. Tengo una tremendísima compañera”, dice con el semblante irradiado.

Choco confiesa que no todo ha sido fácil, por el contrario, “ha sido cuesta arriba”, confiesa.

“Lo importante es que nunca le he puesto carga y peso a los obstáculos que he tenido a través de toda mi carrera porque siempre los rebaso, los trabajo. Y he tenido, caramba, muchos tropiezos…”.

—Parece que algunos la han rechazado…

—Sí. Hay un sector que no quiere contar conmigo. Me da igual, porque yo no quiero contar con ellos. Se pueden ir al soberano carajo… Es posible que tal rechazo se deba a que soy lesbiana o porque soy negra contestataria. Tal vez se deba a que soy una mujer que piensa. Allá ellos, tú sabes.

Ella sigue pa’lante. “Choco” Orta: redonda y cuadrada. Esperando el llamado de los empresarios para actuar en Venezuela.

¡Es la cosa!

 

 

 

ÁNGEL MÉNDEZ
FOTO SWL