Ciclo de cine francés llegará al oeste de Caracas

Los caraqueños disfrutarán de esta propuesta en espacios comunitarios y alternativos. La iniciativa arranca el martes 19 de septiembre

257
257

Caraqueñas y caraqueños disfrutarán lo mejor del séptimo arte galo, a través del Festival de Cine Francés: Al Sur de la Ciudad, que arrancará el martes 19 de septiembre y concluirá el 30 del mismo mes. Esta iniciativa está siendo impulsada por la Red Nacional de Cineclubes, con el apoyo del Ministerio del Poder Popular para la Cultura, la Alcaldía de Caracas, el Gobierno del Distrito Capital, el Movimiento Teatral César Rengifo y la Embajada de Francia.

Cabe señalar que en el mes de abril la Embajada de Francia ya había consolidado la trigésima primera edición de este festival, sin embargo, las proyecciones tenían lugar en las salas comerciales, situadas en el este de Caracas.

“Viendo esa situación nos acercamos a la embajada y le planteamos la posibilidad de llevar el festival a este lado, el Municipio Libertador, donde hay una población ávida de conocer esa diversidad cinematográfica que existe y que se está produciendo en el mundo”, indicó William Santana, coordinador de la Red Nacional de los Cineclubes de Caracas.

En este sentido, las obras cinematográficas se estarán proyectando en salas alternativas: la Casa de las Primeras Letras Simón Rodríguez, la Sala Manuelita Saénz del Teatro Bolívar y el Centro Cultural Parque Central. La magia del cine llegará también a espacios no convencionales como la Plaza 4F, del 23 de Enero; parque Nuevas Generaciones, Zoológico; y el mirador Boyacá, de la Cota Mil.

Nuestros futuros, de Rémi Bezancon; No es mi tipo, de Lucas Belvaux; Tempestad, de Samuel Collardey; Respira, de Mélanie Laurent; y Un hombre decente, de Emmanuel Finkiel, son algunas de las películas que conmoverán a la audiencia.

“Queremos garantizar la democratización de la pantalla, para nadie es un secreto que desde hace bastante tiempo tenemos una especie de dictadura del cine, donde la población venezolana está condenada a ver solamente los productos hollywoodenses. La tarea de los cineclubes es que las personas tengan el placer y la oportunidad de conocer esa gama infinita de producciones que se dan en los cinco continentes”, dijo Santana.

En las salas alternativas la entrada tiene un costo de BS 1.000, en los espacios comunitarios es totalmente gratuito.

EXPECTATIVAS

William Santana comentó que tienen expectativas muy grandes referentes a esta propuesta, como por ejemplo la organización de nuevos festivales para Caracas y los sectores populares; así como también establecer una alianza entre la Red Nacional de Cineclubes y los espacios cinematográficos para crear el circuito de salas de cines alternativos. “También queremos debatir sobre el filme La planta insolente, en las plazas públicas”.

TIBISAY MAZA GIMÉNEZ/CIUDAD CCS


Join the Conversation