Cine club: Rara Chile (2016)

Una película sobre la adolescencia, la maternidad y la familia, más allá de los lugares comunes

77
77

¿Qué es una familia? Esa es la interrogante que plantea Rara, película chilena, ópera prima de la realizadora Pepa San Martín.

La protagonista es Sara, una jovencita de 13 años quien como muchas a su edad teme no encajar en su círculo de amistades.

A primera vista es una chica perfectamente normal, con una hermanita menor que a veces la saca de quicio, una mejor amiga que le habla de novios y de moda, un muchacho que le gusta, muchas ganas de experimentar cosas nuevas y una familia amorosa que trata de aconsejarla y de cumplir sus caprichos.

Pero no todo es ordinario en la vida de Sara. Sucede que es hija de padres divorciados y que vive con su madre, quien a su vez ha hecho público su lesbianismo y convive con una pareja a la que las niñas consideran como su otra mamá.

En ese contexto, la película aborda, desde la mirada de esta jovencita, la batalla legal que están enfrentando su madre y su padre por la custodia de las niñas.

Y no solamente la batalla legal, sino la batalla en el terreno simbólico que enfrenta su madre para lograr la legitimidad de su unión, y la aceptación de la familia y amistades, quienes a ciencia cierta no terminan de ver con normalidad que una familia esté compuesta por cuatro mujeres, sin un hombre que las represente.

“Ustedes son demasiado ingenuas, creen que están en Nueva York”, le dicen a la mamá de Sara, para hacerle ver que criar a dos niñas en un hogar homosexual es una situación escandalosa en el contexto en el que habitan.

Es una película sobre los desafíos de la maternidad en esta época y sobre todo en las familias de modelos no convencionales. También sobre la maternidad sentimental. Esa que experimentan las mujeres que no son madres biológicas, pero que sí lo son por sentimientos o por circunstancias.

También sobre la adolescencia y esos sentimientos arrebatadores que aparecen a los 13 años, cuando los adolescentes se quieren comer al mundo pero al mismo tiempo necesitan más que nunca el refugio y el abrazo de la gente que aman.

Con un elenco casi totalmente femenino y un guión que más que nada muestra sensibilidad, esta película es un bello canto a la maternidad, a la familia y a la juventud.

Un dato importante es que está inspirada en la historia real de la jueza Karen Atala que conmocionó a la opinión pública chilena hace pocos años.

Rara obtuvo el Premio del Jurado en el Festival de Cine de Berlín en 2016, y ganó el Premio Horizonte Latino en la 64° edición del Festival de Cine de San Sebastián, el año pasado.

REDACCIÓN ROSA RAYDÁN / NIEDLINGER BRICEÑO