Cineclub de Pinto Salinas afianza lazos de unión en el sector

Desde 2016, el Teatro Simón Rodríguez proyecta películas de buen contenido para todas las edades de jueves a domingo de manera gratuita

107
107

Disfrutar de una buena película y luego no discutir en torno a la realización de la misma es poco común para quienes gozan de ellas. Un espacio para disfrutar de una buena producción audiovisual y además conversar de su realización, o simplemente sobre su historia, es cotidiano luego de cada película proyectada todos los fines de semana en el cineclub que brinda el Teatro Simón Rodríguez, de la parroquia El Recreo, para la familia caraqueña.

El término cineclub se origina del francés cinéclub, y surgió a principios del siglo XX, como una actividad relacionada a la difusión de la cultura cinematográfica entre sus miembros, quienes en la antigua Francia sostuvieron que el cine no podía limitarse a la simple reproducción de una película, sino que debían ser discutidas y el cine debía promoverse como un servicio autónomo de la comunidad.

En Caracas sobran espacios destinados a la proyección de películas que van desde salas de cine comercial y otros espacios alternativos, hasta estos llamados cineclub.

El Teatro Simón Rodríguez, recuperado por el Gobierno Bolivariano en 2012, desde el año pasado se ha dedicado a incluir en su programación habitual la proyección de películas todos los jueves y viernes a las 5:00 pm; y los sábados y domingos, a partir de las 4:00 pm con entrada libre.

Leonel García, encargado de este espacio cultural que también recibe personas provenientes de otras parroquias de Caracas, indicó que hasta hoy se han proyectado películas dirigidas al público infantil como El libro de la selva, La Bella y la Bestia, Reino Secreto, Loráx en busca de la trúfula perdida; así como cine venezolano con títulos como Libertador Morales: El justiciero; Bolívar: El hombre de las dificultades, entre otras internacionales como Las Aventuras de Tintín, Cantinflas o Mi amigo Hugo de Oliver Stone.

Comentó que los primeros días de haberse inaugurado el cineclub no asistían muchas personas, pero actualmente, más de cien personas han llegado a disfrutar de una sola función.

“El domingo pasado tuvimos la proyección de la película venezolana La casa del fin de los tiempos y fue mucha gente. Ahora estoy probando con cine para adultos con películas de terror y otros géneros”, agregó García, expresando que ahora los domingos luego de la función familiar que se proyecta a las 4:00 pm, brindan cintas de clasificación B para adultos.

VIDA DE BOLÍVAR 

Son muchos quienes toman como opción el cineclub para pasar un rato distinto de sano esparcimiento en el sector. 

A la actividad habitual del cineclub se sumó Conociendo a Bolívar, un proyecto dirigido a escuelas del sector donde se proyecta un documental de la vida y obra del Libertador Simón Bolívar que involucra el arte escénico.

Consiste en que Kelvin Baez y Tomás Mieres -ambos cultores de la parroquia- personifican a Simón Rodríguez y a Bolívar.

“Relacionados con el diálogo de la película, los actores aparecen en ciertas oportunidades para que los chamos vean la interacción y cuando acaba la película los héroes responden a una dinámica con los niños”, explicó.

En otro aspecto, el director del teatro sostuvo que es de suma importancia que más personas se involucren en la iniciativa, a la cual los habitantes de la comunidad le han tomado sentido de pertenencia, resaltando que asisten niñas y niños solos, con sus representantes o en grupos de diez.

“Es un escape para ver cosas distintas del día a día. Con esto les damos a los niños una visión de que Venezuela es nuestra y debemos trabajar por el fin de una sociedad de paz”, dijo.

Aparte, indicó que la participación de las personas en la programación del teatro es necesaria, pues indicó que en el recinto están dispuestos a nuevas iniciativas culturales que tenga la comunidad de Pinto Salinas para que sea ofrecida en el centro cultural.

Concluyó que “la idea no es solo dar información de las películas, sino también involucrar a la gente. Esto se ha convertido en un espacio de encuentro para las personas y pueden donar películas o sugerirlas y nosotros la proyectamos”.

Asimismo, convocó a las personas para que asistan al cineclub con entrada libre.

“Los invito a que estén pendientes de nuestra programación por las redes sociales de Fundarte en Twitter: @CcsFundarte”, puntualizó.
_______________

Un espacio recuperado para la gente 

El Teatro Simón Rodríguez fue inaugurado en la década de 1950, bajo el diseño del arquitecto venezolano Carlos Raúl Villanueva. Su nombre se debe al destacado filósofo y educador venezolano Simón Rodríguez.

Se encuentra ubicado en la urbanización Simón Rodríguez, de la parroquia El Recreo, y tiene una capacidad para 660 personas.

Luego de 47 años en abandono y precarias condiciones, el lugar fue rehabilitado el 06 de diciembre del año 2012 por la Alcaldía de Caracas, como parte de las políticas del Gobierno Bolivariano, como un complejo cultural de lujo en el marco del programa de recuperación de los espacios públicos.

La estructura del Teatro Simón Rodríguez tiene una altura de casi 10 metros, posee 4 baños, dos para los artistas, y dos para los espectadores. El techo diseñado con forma de bóveda, recibió trabajos de restauración y rehabilitación.

El lugar día a día recibe a niñas, niños, mujeres, hombres y adultos mayores interesados en el quehacer artístico. Asimismo, este recinto se ha convertido en punto de encuentro para que los artistas se formen y fortalezcan sus proyectos culturales.

Este espacio también cuenta con un parque infantil y la sala de lectura Rosario Acuña.

MANUEL HINCAPIÉ GARCÍA / CIUDAD CCS