Continúa la represión de Israel contra palestinos

Israel arremete contra el pueblo palestino que protesta en contra de la ocupación y demolición de sus comunidades

Autoridades de Palestina denunciaron este viernes que las fuerzas israelíes reprimieron a manifestantes palestinos que protestaban en contra de la ocupación de Israel en la aldea de Ras Karkar en Cisjordania.

Además, durante la 35 Marcha del Retorno, celebrada todos los viernes en la Franja de Gaza, el Ministerio de Salud Palestino ha contabilizado más de 40 heridos, 18 por balas vivas, 5 balas de metal recubiertas de goma y 17 por fragmentos de metralla.

Las autoridades palestinas señalan que los soldados usaron contra los protestantes en Cisjordania “balas de acero recubiertas de goma y latas de gas lacrimógeno“, lo que causó la asfixia por inhalación de gas.

Frente a las acciones de Israel en contra del pueblo palestino que viola las leyes universales de derechos humanos, gran parte de la comunidad internacional se mantiene en silencio mientras que en los últimos meses al menos 200 palestinos han perdido la vida al luchar por lo que consideran sus tierras y espacios por ley.

El pasado sábado 10 de noviembre el ministro y presidente de la Comisión contra los asentamientos y el muro, Walid Assaf, quien recibió el impacto de una bala de acero y goma durante una fuerte represión israelí en una movilización en la aldea de Kafr Qaddum en contra de la ocupación.

Los palestinos aseguran que seguirán manifestándose en contra de la propagación de asentamientos israelíes en tierras palestinas.

“El artículo 49 del Cuarto Convenio de Ginebra” establece que “todos los asentamientos erigidos a lo largo de Jerusalén Este y Cisjordania son ilegales en virtud del derecho internacional”, ya que el texto señala que “la potencia ocupante no deportará ni transferirá partes de su propia población civil al territorio que ocupa”.

“Ellos (los palestinos) fueron expulsados a la fuerza de sus hogares, los que también fueron demolidos de forma regular. En Gaza ni se molestan en entrar con máquinas demoledoras, lo hacen con bombas, de forma regular, y a eso lo llaman a cortar el césped”, aseguró el cantante y compositor británico Roger Waters, quien además es uno de los fundadores de la épica banda Pink Floyd y activista por los derechos humanos.

TeleSUR

Únase a la conversación