Coraje femenino Rep. Dominicana (2016)

Cinco mujeres desnudan sus vidas entre discusiones, llantos y risas, mientras luchan por salir de un ascensor

50
50

Por cuestiones digamos que del destino, cinco mujeres se quedan atrapadas por doce horas en uno de los ascensores del edificio más alto de Santo Domingo, en República Dominicana.

La angustiosa situación se vuelve oportuna para que, mientras esperan por ser rescatadas, una por una, con espontaneidad y gracia, comienzan a relucir sus intimidades, con las cuales pondrán de manifiesto sus frustraciones, tristezas y pretensiones en la vida.

Al paso que van desnudando su difícil rutina, aparecen escenas de las situaciones en las que se encuentran. De esta manera, la producción proyecta entre un género dramático y el punto de comedia que caracteriza el cine dominicano, una fuerte carga emocional a través del drama de una mujer víctima del maltrato, que no encuentra la forma de escapar de este círculo de violencia generado por el machismo.

La historia refleja también el caso de una mujer que descubre ser engañada por su cónyuge, quien mantiene una doble vida porque es homosexual. A su vez, muestra el caso de una niña criada sin la presencia de una figura masculina y adquiere una personalidad fuerte como forma de autodefensa ante la situación que la marcó desde niña.

Bajo un rostro hermoso y una vida de riqueza, se cuenta la situación de una antigua campesina que fue abusada sexualmente y ahora se mantiene atada a un hombre por mantener a su hijo y evitar que, como ella, sea víctima de la pobreza.

Por último, se muestra a la chica que, tras perseguir sus sueños, se sumerge en el mundo de la prostitución, y aunque se avergüenza de ello, no consigue otra salida.

Al final de la cinta, que dura aproximadamente 100 minutos, aparecen felices y renovadas luego de que la situación en la que se involucraron, las hiciera tomar conciencia de su valor como personas y el importante papel que juegan en la sociedad como figura femenina.

Pero la película no termina allí, sino cuando tres de los excompañeros de alguna de estas mujeres, “por cuestiones digamos que del destino”, se quedan atrapados en el mismo ascensor.

Aunque no tiene escenas explícitas, por su lenguaje coloquial la película está dirigida al público adulto.

La producción y posproducción fue realizada en la República Dominicana, por un gran equipo técnico de profesionales y contó con la participación de Mely Mel, Denise Quiñones, Silvana Arias, Sabrina Gómez y Dulcita Lieggi como protagonistas. Además, contó con el talento de destacadas figuras del cine latino como Héctor Estrella, Carlos Fatule, Javier Grullón, Victoria Fernández, Albert Mena, Bettina Victoria, Marcos Bonetti y Eduardo Santos.

REDACCIÓN VERÓNICA ABREU ROA


Join the Conversation