Díaz-Canel: “Actos más que palabras; cooperación, no intervención”

El presidente de Cuba subirá a la tribuna de la ONU, en Nueva York, el próximo 26 de septiembre

“Cuánto nos alegra y reconforta que la Asamblea General de Naciones Unidas se reúna en una Cumbre por la Paz y que esa Cumbre lleve el nombre de Nelson Mandela”, así inició el Presidente cubano inició su primera intervención en una reunión de alto nivel en la sede de la Asamblea General de Naciones Unidas.

“Hace menos de 30 años, el entrañable Madiba era un preso político en las cárceles del apartheid, confinado de por vida, a causa de su noble lucha por la justicia y la igualdad entre todos los hombres y mujeres de Sudáfrica, donde una minoría blanca sometía a la mayoría negra al escarnio de la segregación”, dijo en Nueva York.

Recordó que durante los oscuros años del apartheid y aún mucho tiempo después de ser elegido Presidente, a Mandela y a los más brillantes y honestos luchadores africanos, los mantuvieron en listas de presuntos terroristas.

Díaz-Canel aseguró que al homenajear a Mandela “se reconoce la heroica lucha del pueblo sudafricano en contra del oprobioso régimen del Apartheid, conducida bajo el liderazgo del Congreso Nacional Africano y la contribución de muchos líderes y combatientes que dedicaron su vida a la causa de la libertad de África”.

El Presidente cubano llamó la atención en la Cumbre sobre los recientes anuncios del aumento del gasto militar, que lanzará al mundo a una nueva carrera armamentista, “en detrimento de los ingentes recursos que se necesitan para construir un mundo de paz”.

Díaz-Canel dijo que para lograr un mundo en el que impere la paz y la solución pacífica de los conflictos, “urge atender las causas raigales que los generan”.

Ante líderes y representantes mundiales, el Presidente afirmó que lazos de sangre unen a Cuba y África. “La herencia cultural del continente africano en la idiosincrasia de los cubanos es innegable. Nos inspiraron su valentía, nobleza, sabiduría y capacidad de resistencia”, destacó.

Este lunes en Nueva York, Díaz-Canel dijo que la filosofía de la dominación amenaza la paz internacional. “Por ello hacemos nuestras las palabras de Mandela cuando dijo: ‘Nosotros también queremos ser dueños de nuestro propio destino’”, aseveró en la reunión de alto nivel que rinde tributo al líder sudafricano.

“Honremos de verdad, plenamente, al inolvidable Mandela, a quien el líder histórico de la Revolución cubana calificara como ‘un Apóstol de la Paz’, concluyó así el Presidente su primera intervención en una reunión de alto nivel de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Cubadebate

Únase a la conversación