El eco de los gritos silentes

La escritora y periodista Indira Carpio Olivo regala al lector en esta entrega dosis de verdad y dolor para el despertar

59
59

En Mujerícolas, la periodista Indira Carpio Olivo recoje, en 50 textos escritos, las vivencias de la misma cantidad de mujeres. Madres, hijas, escritoras, militantes que confluyen en la experiencia común, de haber sido víctimas de algún conflicto social.

Los textos fueron publicados originalmente en la columna del portal digital www.desdelaplaza.com y la particularidad de los mismos radica en el tratamiento al que han sido sometidos por la autora.

Carpio se adentra, y logra adentrar al lector, en la carne, en las entrañas de ese ser injustamente ultrajado a expensas de una ley tan ignorada como inexistente.

De esta forma la columnista esparce las emociones de cada momento y convierte en palpable la rabia, aberración y frustración vividas, a la vez que cobija, embalsama y acompaña a las protagonistas de estas historias, que no son solamente las aquí nombradas, sino todas aquellas, incontables, que han transitado por el asedio y han sobrevivido, así como por las que hoy son blanco del odio desmedido.

Los textos están acompañados de un trabajo periodístico que ubica al lector en el contexto de los hechos. Esta mezcla narrativa le confiere a la lectura una dualidad que influye en la curiosidad de saber qué más pasó y cómo fue posible que esto ocurriera. Es una lectura que obliga a la reflexión.

Con maestría, la escritora presenta distintas formas narrativas para cada relato. Utiliza metáforas que en principio nos remontan a mundos fantásticos, para luego soltarnos en una caída libre que no tiene otra salida más que el choque con la dura realidad.

Otro de los elementos herramienta, muy común en el trabajo de Carpio, es el uso de la poesía, a la que acude como acude quien es violentada para escapar de lo amargo, del miedo, a través de las creaciones de la mente femenina, que tiene, en sus capacidades, el autofragmentarse como método de protección, como escudo ante el presente.

Para rematar y cavar mucho más hondo en la llaga, con la que Carpio pretende despertar al los lectores dormidos, la fuerza de estas desgarradoras verdades se ven además acompañadas, a modo de traducción por un trabajo de ilustración y viñetas, del cual la poeta Deisa Tremarias fue la responsable.

Crónica periodística, ensayo y poesía se unen en estas 174 páginas desgarradoras, que nos animan a continuar el sendero de la defensa que tantas mujeres han emprendido, por un género capaz de salvar al mundo y el cual ha sido acechado por quienes lo dominan, precisamente con la intención de mantener el poder y nunca soltarlo.

Las irregularidades que plagan nuestro sistema de justicia, a escala global, deben ser para todas y todos una razón por la que despertarse a luchar a diario. Las mujeres abusadas son solo una muestra de la maldad desmedida que minorías plagan en nuestro mundo. Indira Carpio nos invita a levantarnos contra estas y todas las ofensas y maltratos que los poderosos escupen en nuestras caras. La unión de quienes somos pueblo en el mundo será la única forma de derrotarlos. Si no la has empezado, hoy es un buen día para comenzar a luchar.
_____________

Novedades Fundarte>
Nacidos en globalización

La palabra teatral se ve homenajeada en la colección Mirando al tendido del Fondo Editorial Fundarte. Por ello, es impensable una colección dedicada ala exposición de la dramaturgia nacional, sin que en ella figure la obra de Gustavo Ott, autor dramático, novelista y periodista, que desde la década de los noventa recibe constantes reconocimientos nacionales e internacionales por sus interesantes propuestas, en las que incluye cuestiones sociales que remiten al lector a la reflexión y al despertar sobre realidades latentes y comunmente ignoradas.

En Cuatro piezas peligrosas, el Fondo Editorial Fundarte incluye las obras Cinco minutos sin respirar (2013), versión para actor y actriz, que aborda el abuso doméstico, las segundas oportunidades, el fin del amor y el rol liberador de la literatura; A un átomo de distancia (2011), suspenso que une la desaparición de una niña con la física cuántica y las matemáticas inversas; Pony (2003) comedia que en la que se relaciona al tema del engaño con el de los sistemas electorales; y 80 dientes, cuatro metros y 200 kilos (1996), que gira en torno a la culpa y el mal y tiene lugar dentro de un equipo de béisbol.

Suspenso, sorpresa y conmoción son las emociones que despiertan los dos pares de piezas en las que el autor rompe con los esquemas lineales del texto, de la narración y sus estructuras tradicionales.
_____________

Abreboca>
Un mundo de ideas

He decidido ser sincero. Decir la verdad. No puede un hombre hacer nada importante –auténtico– si está inhibido por consideraciones y respetos. El temor de herir, el deseo de agradar.

Me había gobernado hasta ahora el intento mimético de pasar inadvertido para no sufrir sin necesidad la hostilidad de los otros. Soy diferente y los muchos desconfían del que diside, esto lo sé bien. Además, cuando no lo asiste ningún poder superior tienden a excluirlo por el rechazo, a aniquilarlo por el desprecio y la burla, a suprimirlo por la agresión abierta. Yo quería evitar el conflicto; escogí la comodidad.

Pero me animaba también una delicada consideración hacia los demás: no inquietarlos, no escandalizarlos. Aunque en el fondo quizás era pereza: no verme obligado a remediar la consiguiente desazón con explicaciones, obedeciendo la ley aquella del oráculo «el que hirió curará».

Otra motivación rivalizaba con las anteriores: el pudor, en mí siempre más fuerte que el deseo de exhibirme.

Cada vez que exteriorizaba mis pensamientos y sentimientos me sentía obsceno y me avergonzaba.

Voluntariamente me dejaba contagiar por el estado de ánimo de los más cercanos en cada ocasión. El último en hablar tenía siempre razón.

Cuando había discusiones y disputas yo me mostraba perplejo y confundido y esperaba el resultado, o me retiraba prudentemente para que no me obligaran a tomar partido. Si alguien me preguntaba algo, yo procuraba averiguar o adivinar lo que a él le gustaría oír, y si no lo lograba respondía en forma ambigua o declaraba que la cuestión era muy complicada y difícil, fingiendo a veces una necesidad urgente de orientación y guía. Me comportaba así en política, religión, arte, vida social, deportes, en la escogencia de trabajo, ropa y arreglo personal, medios de transporte, muebles, distracciones, comida y bebida.

Pero un acontecimiento inesperado me produjo cambios importantes de actitud. En ocasión de examen médico para certificado de salud se reveló enfermedad incurable. Tengo los días contados.

Me conmovió devastadoramente ese descubrimiento, no lo niego; pero no me sorprendió mucho, excepto en la precisión del lapso. Siempre supe obscuramente que iba a morir algún día, pero vivía como si fuera inmortal, por lo menos en el nivel superficial y falso de la consciencia.

En el fondo sabía de la muerte no solo como fin en el futuro, sino también como presencia actual en la entraña de la vida; no en vano había visto, sentido y comprendido al sol azteca que tiene una calavera en el centro. Pero en la cotidianidad trasladé lo fundamental radical hacia lo temporal, puse la muerte en el futuro, consideré la vida como una cantidad disponible para gastarla mientras durara y me consideré a mí mismo como un usuario y consumidor de vida sin preguntarme quién era ese supuesto yo que así gastaba y malgastaba; sin preguntarme tampoco si esa analogía era adecuada ¿cómo podía preguntármelo? Esta había surgido espontáneamente y yo la había recibido junto con el lenguaje sin someterla a examen.
_____________

Qué leen>

Irving Sun
Encargado de tienda en Importaciones La Providencia
Fuera de serie. Por qué unas personas tienen éxito y otras no
“Un buen libro para entender porqué el éxito es el resultado de un trabajo bien hecho, un libro con el cual podemos comprender cómo destacados personajes iniciaron con una labor titánica. Con un poco de suerte de las circunstancias donde nacieron, lograron convertir su realidad en muchas satisfacciones”.

Victoria Fausto
Docente en el Instituto La Ciencia
La Nausea
“Me pareció un relato único y en cierta medida me representó, porque yo en diversas ocasiones a merced de prolongados momentos de ocio he sentido La Náusea que tan bien describe Sartre.

Germán Díaz
Artesano de Bellas Artes
Sin noticias de Gurb
“Es un libro sencillo, cargado de humor y cierta crítica social. Lo recuerdo con cariño y sin duda es ‘desintoxicante’. Es decir, que si acabas de leer un libro especialmente intenso, con ese podrás limpiar un poco tu mente”.

Laura Parra
Estudiante de Letras en la UCV
El alumno
“A pesar de que el comienzo se pueda hacer un poco pesado, hay que seguir leyendo. Este libro lo leí hace muchos años, me lo he releído varias veces más y sinceramente, creo que gracias a él empecé a cogerle gusto a la literatura”.

Ignacio Gorrión
Estudiante de Administración de Empresas en Iutirla
Veinte poemas de amor y una canción desesperada
“Solo quien ha amado apasionadamente alcanzará a comprender la grandeza de estas poesías”.

Anaís Pascale
Repostera
La chica del tren
“Excelente, es el causante de que me gusten las novelas de misterio”.

REDACCIÓN VERÓNICA ABREU ROA


Únase a la conversación