Economía para la prosperidad de la Patria

Eduardo Piñate R.

181
181

Eduardo Piñate R.

La semana pasada, el Presidente Obrero Nicolás Maduro presentó ante la Asamblea Nacional Constituyente lo que denominó “un plan constituyente para construir la nueva etapa de la economía venezolana”. Se trata del plan para lograr la paz y la prosperidad económica, enfrentando “las más graves circunstancias económicas en 100 años –como dijo el Presidente–, derrotar la brutal guerra económica y avanzar sustantivamente en la construcción del nuevo modelo económico productivo, que entierre de una vez por todas el vetusto, anacrónico y agotado modelo rentista petrolero que heredamos de la IV República.

Los anuncios hechos por el Presidente se orientan a derrotar tres elementos estructurales que están “amarrando” nuestra economía: el modelo de guerra económica contra la Revolución Bolivariana, con el cual la oligarquía asociada al imperialismo logró romper los mecanismos de distribución de bienes y caotizó los mecanismos de fijación de precios; la caída abrupta y prolongada de los precios del petróleo en el mercado mundial y el bloqueo financiero contra Venezuela impulsado y ejecutado por el clan Trump-Borges, es decir, por la alianza de la oligarquía criolla y los partidos de ultraderecha y fascistas que le sirven con la élite imperialista extremista que gobierna los EEUU, para impedir nuestra recuperación económica, destruir la Revolución y desmembrar la Patria.

El plan establece una nueva política de precios acordados sobre 50 bienes de consumo de la población y un nuevo sistema de control popular de precios a través de los CLAP y el Poder Popular. Un sistema de captación de divisas, basado en el turismo y los motores de la AEB, un nuevo sistema de pagos internacionales con una cesta de monedas que excluye al dólar; medidas para proteger el salario y el ingreso de las familias y medidas para incentivar los pagos electrónicos ante la guerra contra el billete físico. Todo ello incluido en ocho leyes que presentó el Presidente y aprobará la ANC en las próximas semanas. Seguimos venciendo.


Únase a la conversación