El inicio

Néstor Rivero

91
91

Néstor Rivero

Los primeros pasos de la recién instalada Asamblea Nacional Constituyente indican que el magno poder de la nación ha captado el clamor profundo de las mayorías del pueblo, que le dieron su nítido respaldo en la consulta originaria del pasado 30J.

Aplicar justicia es un clamor general, cuya satisfacción requiere de una Fiscalía General de la República en manos de funcionarios probos, que den fiabilidad al país respecto al órgano que la Constitución creó para asegurar la corrección de los procedimientos penales. Y con justicia se abren cauces a la paz. En tal sentido, con la escogencia del Dr. Tarek William Saab como nuevo titular del Ministerio Público, la ANC expresa que su decisión va en tal sentido. Basta de que ante palmarias evidencias de alcaldes incitando a la violencia, al crimen incendiario y el secuestro colectivo en contra de quienes residen en urbanizaciones y edificios, se soslaye cualquier imputación porque supuestamente “no hay pruebas”, cuando todo el mundo ha visto imágenes de ellos donde se les aprecia cargando o acompañando el traslado de gaveras con bombas molotovs, por citar el caso de uno de los gobernantes municipales muy recientemente sancionado por el TSJ.

De otra parte está la respuesta que debe darse a la especulación en los precios de alimentos y medicinas, con sus aspectos estructurales y de la coyuntura política del país. Se debe diseñar una respuesta sistémica, que abarque ambos tópicos. De una parte, en lo estratégico, se debe romper el cerco del modelo monoproductor-petrolífero impuesto a Venezuela en la división internacional del trabajo, reforzando la diversificación productiva de los 15 Motores. Y de la otra, se debe elaborar una política antimonopolio efectiva, que “aguas arriba” ataque el control de precios impuesto por los traficantes de divisas que importan bienes y componentes; y seguir cada eslabón. Y ello debe acompañarse con la creación de un sistema público y antibachaquero de distribución y abastecimiento.

 


Blowjob