El Nacional vibró al ritmo de la salsa

Federico Betancourt compartió escenario con intérpretes salseros que versionaron sus más grandes éxitos

588
588

Un gozoso homenaje al gran pionero de la salsa Federico Betancourt se vivió ayer sobre el escenario del simbólico Teatro Nacional, donde distintos acordes musicales dictaron el compás de una noche repleta de sabor latino, cuyo repertorio se paseó por el recuerdo de los temas que consagraron el éxito de Federico y su combo latino en las emisoras de radios nacionales.

La velada se inició al ritmo del sencillo musical Guaganco Manía, incluido en su primer material discográfico titulado Llegó la salsa, publicado en el año 1966; precediendo de esta manera a célebres composiciones que fueron interpretadas por homólogos del grupo salsero como Dimas Pedroza, Edgar dolor, el chino Suárez y Federico hijo, quienes hicieron suyas las letras del homenajeado cantautor para entonarlas durante el evento.

“Se siente increíble compartir escenario con mi hijo, él es un gran vocalista”, expresó el artista.

En este sentido, las canciones fueron reproducidas en vivo según su fecha de su lanzamiento al mercado nacional, comenzando con grandes éxitos de los años 60 como Cocolia, No le digan, El Jaleo, Maina, entre otras.

El primer concierto de Viernes en el Nacional logró reunir a un público joven y adulto, el cual se levantó de las icónicas butacas azules para bailar al ritmo de los 20 músicos en escena que dieron vida al teclado, tambores, platillos, trombón, entre otros instrumentos que componen la orquesta del destacado músico. “Le pongo a mi primer LP Llegó la salsa sin saber que esa palabra iba a convertirse en el sello de la música latina a nivel mundial”, agregó el cantante.

Betancourt agregó que ofrecer al público este tipo de plataforma musical es indispensable para que en este punto de la historia Caracas reciba una brisa de ánimo y fortaleza durante dos horas de melodía latina, disfrutando del género focalizado en destruir el concepto de ritmo dirigido únicamente a zonas urbanas.

“Siete discos testifican el valioso legado que Federico Betancourt ha construido con dedicación y éxito, sus 62 años de carrera son una muestra de constancia y evolución en el género salsero”, reza la placa conmemorativa que en medio de aplausos recibió el artista de las manos de Freddy Ñáñez, presidente de la Fundación para la Cultura y las Artes (Fundarte) al culminar el concierto.

De esta forma, el sonoro encuentro inició el ciclo de presentaciones dispuestas al público durante el último trimestre del año 2017, como parte del regreso del programa musical Viernes en el Nacional, impulsado por el Alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, bajo la dirección de Fundarte.

MARIA JOSÉ RAMIREZ/CIUDAD CCS
FOTO JAVIER CAMPOS


Únase a la conversación