ELN advierte que sexto ciclo de conversaciones es difícil debido a condicionamientos del Gobierno

EL ELN condena que la delegación del Gobierno colombiano condiciona el diseño del acuerdo y la participación de la sociedad en la construcción...

El sexto ciclo de diálogo entre el Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), fijado para este lunes en La Habana,Cuba, se presenta en medio de condicionamientos y comprende un momento dificícil, indicó el grupo insurgente a través de un comunicado.

En el texto, publicado en su web, el ELN señala que el Gobierno nacional colombiano ha dicho que no puede asumir compromisos como por ejemplo, garantizar la reciprocidad en el cumplimiento de los acuerdos ni la ejecución de las transformaciones propuestas en el proceso y acordadas en la mesa.

De igual forma, condena que la delegación del gobierno condiciona el diseño del acuerdo y la participación de la sociedad en la construcción de la paz, tema primordial en la mesa de diálogo.

“Subsisten contradicciones sobre la amplitud de la participación en los territorios y sectores sociales, la metodología y diseño para recoger las Conclusiones, y sobre la incidencia efectiva de los mismos”, reza parte del comunicado.

En ese sentido, mencionan la imposibilidad de firmar un nuevo acuerdo de cese al fuego bilateral, hasta que se avance en “la solución de la persecución, asesinatos y judicialización a los líderes y lideresas de los movimientos sociales”, esto en relación a los cientos de activistas muertos que se han registrado en lo que va del año y que se suman a la larga lista de 2017, refiere Telesur.

“El Gobierno no acepta el Derecho Internacional humanitario (DIH) como el referente común para pactar acciones y acuerdos humanitarios; y se abroga la facultad de calificar hechos y actuar contra el ELN, sin previo informe y calificación del Mecanismo de Veeduría y Verificación”, denuncia el ELN.

Además, refiere el ELN, dentro de los temas aun pendientes, está habilitar el plan de Comunicación y Pedagogía para la paz; el Acuerdo de desminado humanitario para el Chinchal, El Sandé y La Montaña, en Nariño; y pactar la forma de implementación de la propuesta de Acuerdo Humanitario Ya para el Chocó.

A el ELN también le preocupa “los propósitos de la bancada de la derecha en el Congreso, quien persigue reducir a su más mínima expresión, lo que queda de los Acuerdos firmados con las FARC-EP (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP)”.

Hay que recordar que en junio de este año, Iván Duque quien asumirá la presidencia de Colombia, el venidero 7 de agosto, dijo que impondrá nuevas condiciones en el diálogo con el ELN y aseguró que buscará una “paz creíble” con la disueltas FARC-EP, reseñó en esa oportunidad el portal mexicano El Informador.

Para finalizar, el ELN manifiesta su firme posición “para lograr la solución política al conflicto, erradicar la violencia de la política y realizar los cambios básicos urgentes”.

AVN


Únase a la conversación