Entorno Turístico | Hermosos riachuelos exaltan paisaje del Parque Los Chorros

El gran valor natural del Parque Los Chorros se ve reflejado en una variada vegetación

El Parque de Recreación Los Chorros, al encontrarse ubicado en las faldas del cerro Waraira Repano, cuenta con una rica y abundante vegetación que lo convierte en un espacio idóneo para el esparcimiento familiar y el contacto con la naturaleza.

Al ingresar al parque, los visitantes deberán pasar por el punto de control del Instituto Nacional de Parques (Inparques). Al avanzar, iniciarán la ruta por un sendero ancho y podrán visualizar, a su costado izquierdo, el correr de las aguas del río Tócome y los pequeños pozos y riachuelos que exaltan este esplendoroso paisaje y que sirven de balneario para los más pequeños.

A pesar de que a los adultos no se les permite bañarse en las quebradas, pueden disfrutar del clima fresco y el rocío del agua proveniente de las cascadas del parque.

Por otra parte, es importante destacar que el parque posee piñateros que pueden ser alquilados para fiestas de niños, parques infantiles y un cafetín con mesas dispuestas al aire libre, para que sus visitantes puedan sentarse a disfrutar del paisaje y del clima montañoso, mientras degustan un delicioso hervido de res, una hamburguesa, un club-house, tequeños, pastelitos o una deliciosa porción de torta.

Este escenario natural de 4,5 hectáreas fue fundado en el año 1971 tras ser acondicionado por Inparques con la intención de garantizar la preservación de las muestras relevantes y representativas del ecosistema de montaña.

El gran valor natural del Parque Los Chorros se ve reflejado en una variada vegetación, constituida principalmente por bambúes, palmas, guayabos, caobos y ceibas, además de una colección de vida animal, representada por perezas, ardillas y diversas especies de aves e insectos.

Si deseas visitar este parque puedes bajarte en la estación Los Dos Caminos de la Línea 1 del Metro de Caracas y luego tomar un autobús con dirección hacia Los Chorros, el cual te dejará justo frente a la entrada de este hermoso paraje natural. Sin embargo, si te trasladas en vehículo particular, deberás tomar la avenida Boyacá (también conocida como Cota Mil) e ingresar por el distribuidor Sebucán, que te conducirá al estacionamiento de este parque.

Es importante mencionar que el lugar se encuentra abierto al público de martes a domingo, en el horario comprendido entre las 8:30 de la mañana y las 4:30 de la tarde.

Eliana Muñoz/CiudadCCS

Únase a la conversación