Escuela, agua y luz: prioridades para Cuba (+fotos)

El servicio eléctrico se restablece poco a poco, se comenzó a bombear agua potable y las instituciones menos golpeadas iniciaron clases

312
312

Tras el paso destructor de Irma el fin de semana, Cuba estableció sus prioridades de recuperación: los servicios de electricidad, agua y el reinicio del curso escolar, informó el Gobierno, reseñan agencias.

Los “severos daños” causados en las termoeléctricas cubanas por el huracán Irma, sobre todo en la “Antonio Guiteras” de Matanzas, demoran el restablecimiento de los servicios de electricidad y agua.

“Debido a los severos daños que el huracán Irma ocasionó en todas las centrales termoeléctricas del país, no podemos estimar cuánto tiempo tomará la recuperación y habilitación total de la energía eléctrica”, dijo Yuri Villamonte, viceministro de Energía y Minas, ante el Consejo de Defensa Nacional, entidad gubernamental encabezada por el presidente Raúl Castro y el Partido Comunista para casos de desastres naturales o guerra.

Agregó que pronto restablecerán el servicio en la mayoría de las provincias orientales del país. La presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, Inés María Chapman, dijo que se está trabajando para bombear el agua.

La mayoría de la isla aún está en fase de “recuperación” de los daños de Irma, que recorrió la costa norte durante 72 horas de fuertes lluvias y penetraciones marinas en ambas costas (norte y sur).

Las escuelas y universidades que no fueron afectadas por el huracán, reiniciaron sus actividades.

Barbuda fue la más golpeada de las islas del Caribe

El huracán Irma, uno de los más potentes registrado en el océano Atlántico, arrasó con las Antillas Menores, barrió Puerto Rico, República Dominicana y Haití, y embistió el centro de Cuba antes de perder categoría y llegar a los cayos de Florida. Hasta el momento 40 personas han muerto a causa del ciclón, señalan agencias.

Antigua y Barbuda es un país de 92.000 habitantes, formado por dos islas. La menor de ellas, Barbuda, quedó con 95% de las casas dañadas y 30% demolidas; 90% de las infraestructuras están “totalmente destruidas”. Allí dos niños murieron.

En San Martín murieron 13 personas. No hay agua potable ni electricidad y la mayor parte de la isla, de 75.000 habitantes, sigue incomunicada. El 70% de las casas están destrozadas.

Una persona falleció en San Bartolomé, una isla de 9.000 pobladores. El presidente francés Emmanuel Macron está haciendo un recorrido por las islas francesas afectadas.

En Anguila e Islas Vírgenes británicas (42.000 habitantes), murieron seis personas. Londres afirma que sufrieron “daños catastróficos”. Mientras en Islas Vírgenes estadounidenses hubo cuatro muertos.

En Puerto Rico más de un millón de personas se quedó sin electricidad y se reportaron dos muertos.
Aún República Dominicana permanece inundada en gran parte del territorio. Más de 1.000 viviendas tendrán que ser reconstruidas.

En Haití no hay un balance oficial de los daños, solo se sabe que se mantiene inundada una parte del país. Una ONG apunta que miles de haitianos del noreste del país lo han perdido todo.

 

 

CIUDAD CCS
FOTOS AFP/CUBADEBATE

 


Únase a la conversación