FARC: la justicia y el Senado de Colombia hacen “trizas” Acuerdo de Paz

Timochenko indicó que lo se está implementando "no es el acuerdo que se pactó" en La Habana

El máximo líder del partido colombiano de izquierda FARC, Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”, cuestionó las modificaciones que ha tenido el Acuerdo Final de Paz por parte de la Corte Constitucional y el Senado, y consideró que lo pactado se está haciendo “trizas”.

“El Congreso parece empeñado de hacer trizas los acuerdos y la propia Corte, que blindó los acuerdos, falla contra ellos”, dijo el exguerrillero durante un discurso en el Teatro Colón de Bogotá, donde se conmemoró la firma de la paz hace un año entre el Gobierno y las FARC (entonces Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia).

En su discurso, transmitido a través de la red social Twitter por la agencia NC Noticias, órgano de comunicación de la FARC (ahora Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común), Timochenko indicó que lo se está implementando “no es el acuerdo que se pactó” en La Habana.

​”Esta fecha ha de representar un clamor nacional, el aliento a una gigantesca movilización para que se cumpla sin burlas lo pactado; llenemos de vida el acuerdo, limpiemos de cizaña el futuro”, invitó Timochenko a los asistentes al teatro.

El líder de FARC fue invitado por organizaciones de la sociedad civil para conmemorar el primer aniversario del acuerdo en el Colón, donde también estuvo este viernes el presidente Juan Manuel Santos, quien indicó que durante la jornada se reuniría con Timochenko para hablar de la implementación del Acuerdo de Paz.

En días pasados, el exguerrillero pidió a Santos una reunión para dialogar de manera “urgente” sobre las recientes modificaciones que ha tenido el Acuerdo de Paz por parte de la Corte Constitucional y del Senado.

Para la FARC, esos cambios “son el comienzo del fin para la paz” en Colombia, por lo que es preciso hallarles “salidas razonables” rápidamente.

La antigua guerrilla de las FARC dejó las armas y se convirtió en partido político de izquierda el pasado 1 de septiembre.

Gracias al Acuerdo de Paz, cerca de 7.000 rebeldes se desmovilizaron y ahora varios de sus líderes aspiran a participar en política mediante el nuevo movimiento.

SPUTNIK                                                                                         

 


Únase a la conversación