Félix Mata vivió una vida a toda velocidad

El recién fallecido atleta le dio grandes triunfos al país y nos representó en los Juegos Olímpicos de Munich-1972, Alemania

El recién fallecido atleta anzoatiguense dio grandes triunfos en las pistas internacionales y tuvo el privilegio de representar al país en la Olimpiada de Münich-1972, Alemania.

El pasado 26 de abril, a los 67 años de edad, Félix Baloy Mata paró la carrera de una vida llena de triunfos en el deporte, pero mal llevada fuera de la pista lo que marcó el deterioro físico de uno de los grandes velocistas de la historia de nuestro atletismo.

La nota luctuosa, enviada ese día por la Federación Venezolana de Atletismo (Feve Atletismo) indicaba: “Lamentablemente en los últimos años de su vida (a Félix Mata) no fue posible ayudarlo a recuperarse de las adicciones que aceleraron la partida física de un grande de nuestro atletismo”.

Unos días antes, en la sede del Comité Olímpico Venezolano, cuando fueron exaltados al Salón de la Fama del Atletismo Venezolano quince nuevos “inmortales”, su compañero en la mencionada cita olímpica de Alemania, Félix Pérez dijo: “Pido al mundo del atletismo hacer una cruzada para rescatar a mi excompañero de equipo Félix Mata, quien ha caído en la indigencia víctima de sus adicciones, y ha eludido la ayuda que se le ha ofrecido desde la Federación”.

Reivindicación

Nosotros, desde estas páginas deportivas preferimos recordarlo como le gustaba que le dijeran: El Avión. Como cuando en los Juegos Bolivarianos de Panamá en 1973 se alzó con medalla de oro en los 100 metros planos, con un crono de 10 segundos y 15 centésimas, derrotando al gran velocista peruano Fernando Acevedo. En esos mismos juegos ganó plata en los 200 metros con 21s. 20cs.

Además fue campeón en el Suramericano de Atletismo en la ciudad de Lima, Perú, en el año de 1971.

El año siguiente, antes de representar al país en los Juegos Olímpicos de Münich, compitió exitosamente en muchos eventos internacionales por toda Europa.

Mata también se desempeñó en el relevo de 4×100 metros, y obtuvo la presea de plata en la posta de 4×400 metros en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Santo Domingo-1974 con un tiempo de 3.07.23, detrás del equipo cubano.

En la cita de Münich-1972, en la prueba de 4×400, relevo integrado por Humberto Galea, Orlando Cubillán, Alberto Marchán y Mata, se clasificaron a las semifinales, pero en la final llegaron en el puesto número siete.

Sin duda alguna Mata, junto a su coterráneo Víctor Patínez, le dio ese sello distintivo al estado Anzoátegui como potencia del deporte venezolano en el atletismo de pista y campo.

Estirpe que al día de hoy ha continuado y elevado aún más la morenaza Yulimar Rojas, con su medalla olímpica (plata) en Río de Janeiro-2016, Brasil, y sus tres títulos mundiales en salto triple, dos bajo techo y uno aire libre.

Cruzando la meta para ganar oro en la prueba de los 100 metros planos en los Bolivarianos de Panamá-1973.

Visto por sus amigos

Como lo expresa nuestro insigne poeta Aquiles Nazoa en su verso, El Credo: “Creo en la amistad como el invento más bello del hombre”. Serán precisamente los amigos de Félix Mata quienes lo dibujarán como atleta.

Alfredo Sequera, entrenador y dirigente distrital dijo: “Lo oí decir que había sido jugador de baloncesto, pero fue en el legendario Club Atlético Briceño Méndez de Anzoátegui donde el entrenador Juan Facendo lo transformó en corredor de pista y campo, hasta llevarlo a lograr récord nacional en 100 metros planos con 10 flat’s”.

Wilfredys León, actual presidente de la Fevederación de Atletismo, rememoró: “Lo fijo como parte de la selección de Venezuela en el Campeonato Centroamericano y del Caribe de Santo Domingo-1974. Félix sobresalía en el equipo nacional de atletismo formando llave con su amigo Erick Phillips. Eran jóvenes que prácticamente sin tener ningún roce internacional se fajaron con el fuerte equipo de Cuba que se llevó el oro”.

Precisamente Phillips lo ubica cuando estuvieron en la Olimpiada de Münich: “Participó en los 100 metros donde hizo 10 segundos y 73 centésimas. En la posta de 4×100 logró clasificar el equipo a semifinales, pero en la final llegaron séptimo con 39.74. Félix fue uno de los grandes”.
__________________
*Biografía Mínima

Félix Baloy Mata nació el 30 de enero de 1951 en el poblado de Soro (estado Sucre), aunque muy niño se trasladó a La Charneca, sector de El Tigre, estado Anzoátegui, donde se inició como atleta en el Liceo Briceño Méndez.

Fue corredor de velocidad en las pruebas de 100, 200, 4×100 y hasta 4×400 metros planos, cuando era requerido.

Participó en los Juegos Olímpicos de Munich-1972, Alemania, corriendo las competencias de 100 metros planos con crono de 10.73 y los 4×100, arribando de séptimo el equipo en la final. Mata fue un producto genuino de ese emporio del atletismo en el Liceo Briceño Méndez de El Tigre, ciudad en la cual falleció el 26-04 de este año.
__________________
*Anécdota

> En una de las pocas visitas que hizo, ya retirado, a la capital, y estando en la pista del Estadio Brígido Iriarte de El Paraíso, varios colegas corredores le hacían chanzas sobre la desaparición total de su antes frondosa cabellera estilo afro, que como moreno al fin, al estilo del cantante Pecos Kanvas o los hermanos O’Brien, del grupo musical venezolano Las 4 Monedas, lució en su juventud.

A lo que el jocoso Félix Mata contestó: “A mí antes me decían El Avión y usaba tremendo afro. Y con todo ese alerón natural, ninguno de ustedes podían pararme el trote cada vez que competíamos. Pues, ni el afro, ni el viento, ni ninguno podía detenerme cuando estaba en plenas condiciones”.

JOSÉ CUEVAS / CIUDAD CCS/BIEN RESUELTO

Únase a la conversación