Gabriela Parra | “El empoderamiento ha sido el legado de Chávez”

Preservar el protagonismo que han ganado las mujeres es de vital importancia para que cada día sean más las que despierten

Siendo abogada de profesión pero gastrónoma de corazón, Gabriela Parra cuenta con entusiasmo la primera vez que ofreció sus comidas al público durante una feria de comida. Para ese momento brindó un menú con comida rusa que a la vista no parecía muy apetitosa, pero quienes
pudieron probarla quedaron encantados. Desde allí se ha envuelto en una mezcla de sabores entre lo tradicional y lo autóctono, que está en constante renovación en cuanto a la preparación, así como también en presentación, lo que además ha calado muy bien dentro de sus comensales.

Pero para esta caraqueña no todo discurre entre los sabores y gustos que ofrece al público a través de la comida.

También se desenvuelve con un carácter combativo, que además le inculcó un personaje que ella misma asegura no saber exactamente cuando lo comenzó a seguir. “La primera vez que vi a (Hugo) Chávez tenía solo 12 años y estaba muy chama para saber qué podía estar pasando o qué estaba por pasar, y que llegaría a ser tan grande”.

Parra afirma que con el paso del tiempo y del Comandante como Presidente comenzó a notar a más mujeres en la lucha que dio curso a movilizaciones y organizaciones, que comenzaron a tener un poco más de protagonismo. “Al ver eso, comienzas a relacionarlo con tu cotidianidad, ves cómo influye en tu vida personal”, dice.

“Todo esto tuvo un impacto, a medida que comienzas a ver que esos tratos y exposiciones hacia las mujeres, que se veían como normales, estaban mal, pero que no había un ente que te protegiera de todo eso, cambioó con la llegada de Chávez, que fue el momento de decir basta, de tener un lugar donde acudir y de estar protegida con leyes que te respaldan”, explica.

Los movimientos feministas en Venezuela ahora son más visibles, “todas nosotras sabemos que si nos unimos no hay manera de silenciarnos, esto es algo que el capitalismo ha tratado de hacer para poder imponerse, en cuanto a su forma de manejar las cosas. Al capitalismo no le conviene que las mujeres nos sigamos adueñando, eso le resta mucho poder”.

Es importante hablar del empoderamiento que ha ido creciendo desde hace 20 años y ha sido el principal legado que ha dejado el Comandante, un factor importante es que también se cuenta con instrumentos legales para respaldar a las mujeres y con los mecanismos que estos traen consigo.

“La repetición constante del cómo debía y debe ser el trato hacia la mujer, como él se expresaba de nosotras, eso para mí comenzó a ser un ejemplo para que todas tuviéramos un trato igualitario”.

“Siempre hemos tenido un papel importante en la sociedad, solo que nadie te lo mostraba. Ahora tenemos en nuestras manos herramientas de mucha importancia para sentirnos que podemos enfrentar todos los problemas que se nos puedan presentar, y más importante aún, es el sentirnos respaldadas”, expresa Gabriela.

A su vez menciona con entusiasmo el que Venezuela ha sido tomada como un ejemplo para que muchas mujeres de otros países se inicien en luchas y tengan movimientos como los que nosotras tenemos.

Aún existen lugares donde las mujeres siguen siendo oprimidas, son parte de un sistema que no les ofrece ninguna protección
en ningún ámbito, ni en lo político, ni en lo económico y mucho menos en la parte social, pero también existe la posibilidad de
que despierten en cualquier momento.

“La mujer despertó, nos hacemos notar, mostrando lo que verdaderamente es la inclusión como parte de un todo, ese hecho de ser tomadas en cuenta demuestra cómo tenemos voz y voto en cualquier aspecto.

Tenemos oportunidades y mientras sigamos manteniendo nuestras posturas, el papel será protagónico en casi cualquier cosa que hagamos, y lo tenemos que preservar”.

“Es de vital importancia el hacer que más y más mujeres se unan a nuestro proceso, que cada día sean más las que despierten y vean el mundo de posibilidades que tenemos”.

Aplicar la sororidad y no la competencia en una sociedad de mujeres hermanas, todas podemos ser, sin disminuir a las otras, con más hermandad, con más respeto entre todas.

BIOGRAFÍA MÍNIMA

Gabriela Parra nació en Caracas el 20 de marzo de 1979, estudió Derecho en la Universidad Central de Venezuela, donde se graduó como abogada.
También estudió gastronomía en el Instituto Culinario Nuestro Pan de Cada Día, se inició como profesional en este
oficio en el año 2002, siempre se inspiró en lo aprendido en casa con sus padres, así como también junto con sus abuelos.

SAIRUBY ALAYÓN/CIUDAD CCS
FOTO JAVIER CAMPOS

Únase a la conversación