GDC entregó más de 500 títulos de propiedad

Fueron favorecidos residentes de los urbanismos Antonio José de Sucre, Pomagas, Teatro ll, Edificio Cediaz y OPPPE 20

Las familias que habitan en los conjuntos residenciales OPPPE 20, Edificio Cediaz, Teatro ll, Antonio José de Sucre y Pomagas, ubicados en la parroquia San Bernardino, San Agustín y Sucre, recibieron este jueves los títulos que los adjudican como propietarios de sus viviendas, agrupando así a 540 ciudadanos favorecidos por la Gran Misión Vivienda Venezuela.

Durante un acto que tuvo lugar en el Teatro Principal, el jefe de Gobierno del Distrito Capital, Antonio Benavides Torres, resaltó la importancia del programa social que ha venido adelantando el Gobierno Revolucionario para brindarles abrigo y protección a las familias que en su momento requirieron una vivienda digna.

En ese sentido, Benavides Torres aprovechó la oportunidad para destacar la importancia del programa de atención social.

“Este es un trabajo que emprendió nuestro Comandante Eterno Hugo Chávez; legado que el presidente, Nicolás Maduro, le ha dado continuidad para que se siga materializando el sueño del Comandante, que no es otro que dignificar a las familias de los sectores más vulnerables”, recordó el jefe del GDC.

Torres refirió que el Gobierno Revolucionario no dejará de trabajar para seguir garantizando la protección y justicia social.

“A pesar de la guerra económica y los bloqueos que ha querido hacer el Gobierno norteamericano, la Revolución sigue entregando viviendas, documentos de propiedad y alimentos a precios justos para garantizar la soberanía alimentaria”.

Asimismo, puntualizó que el movimiento telúrico que se registró este miércoles en parte del territorio nacional, no dejó ningún hecho que lamentar en los urbanismos construidos por la GMVV.

Indicó que el Gobierno trabajará para brindarle la orientación necesaria al pueblo para que los ciudadanos puedan tomar las previsiones en el caso de que se presente una nuevo fenómeno natural.

Hablan los favorecidos

Karina Díaz, habitante del urbanismo OPPPE 20, ubicado en la parroquia San Bernardino, expresó su agradecimiento por contar con una vivienda propia.

“Hace años perdí mi casa que estaba en el kilómetro tres del barrio Niño Jesús, en la parroquia Sucre.  Esa grave situación no hizo que perdiera las esperanzas de contar con un lugar seguro para vivir, petición que atendió la Revolución, que no solo me dignificó a mí, sino a otros vecinos. Hoy en día, tenemos un apartamento digno”, señaló.

Díaz también se pronunció respecto a los comentarios negativos que ha hecho la extrema derecha acerca de la GMVV.

“Con estas actividades y con la Constituyente, se demuestra que los venezolanos somos un pueblo de paz. La derecha solo ha dicho cosas negativas, como que nuestras casas son de cartón; pero quiero dejar claro que están equivocados. Este programa de protección social es una hermosa realidad y un hecho que ha venido favoreciendo a un gran número de ciudadanos que de otra forma, no hubiesen podido adquirir una vivienda digna con facilidades de pago”, aseveró.

Voces del pueblo 

Yomaira Moreno
Habitante del urbanismo Pomagas

Estoy muy contenta y agradecida por recibir mi título de propiedad. Ya tengo seis años viviendo en el urbanismo construido por el Gobierno Revolucionario. Ahora nuestro deber es cuidar y mantener los espacios para vivir bien.

Lizabeth Guevara
Residente del urbanismo Antonio José de Sucre

La Revolución, más que una vivienda digna, me brindó la oportunidad de cambiar mi vida para mejor; por eso siempre les estaré agradecida. Hoy en día puedo decir con certeza y mucha alegría que tengo un espacio para mi núcleo familiar.


Marcolina Rondón
Vecina del urbanismo Teatro ll

Desde el 2013 estoy viviendo en el urbanismo Teatro 2. Estuve un tiempo de un lugar a otro, mientras que buscaba una vivienda. Con mucha fe pedí mi casa, y para mi sorpresa, el Gobierno fue quien atendió mi solicitud.

Arantza Arana / Ciudad CCS


Únase a la conversación