Gringo ingrato

Earle Herrera

El servil gobernador de Puerto Rico, para adular a Trump, fanfarronea enviar “ayuda humanitaria” a Venezuela. Pero el ingrato gringo le paga con el deprecio. Acaba de acusar al gobierno de la isla de incompetente y de vivir mendigando recursos a EEUU. Después le enrostra que lo mejor que le ha pasado a la colonia se llama Trump, a quien se recordará por lanzar rollos de papel toalé al pueblo portorriqueño. El gobernador, mientras más lo patean, más se envilece. ¡Ay, Borinquen!


Únase a la conversación