Guatemala y Venezuela honraron al poeta Mélinton Salazar

En la jornada los asistentes leyeron las piezas de su obra literaria Versos de hombre

84
84

En la Biblioteca Simón Rodríguez se demostró la amistad, la solidaridad, el espíritu revolucionario y la belleza cultural que hay entre Venezuela y Guatemala, a través de un recital poético que homenajeó al creador guatemalteco Mélinton Salazar. A la jornada asistieron representantes diplomáticos de Guatemala, China y Bielorrusia, así como público general.

Mélinton nació en 1930 en Jalapa, al oriente de Guatemala, y debido a los conflictos políticos que se azotaron en su país decidió irse a Venezuela. Fue autor de las obras literarias Versos de hombre, Fuego fatuo y Lecciones de aprendiz.

“Venezuela lo adoptó con un gran amor y Mélinton se lo fue retribuyendo. No solo recorrió las calles de Caracas sino también de Venezuela, su sensibilidad hacia las razones sociales lo movieron en su obra. Este acto es una muestra más de la amistad de nuestros dos países”, expresó Sandra Noriega, embajadora de Guatemala en Venezuela.

Pablo Flores, director de la Biblioteca Simón Rodríguez, expresó sentirse satisfecho tras la consolidación de esta iniciativa intercultural. “Mélinton Salazar nos une como latinoamericanos a través de sus letras, murales y libros. Él no escribía sus libros con la intención de volverse famoso, sino que plasmaba en la poesía elementos positivos como el amor, y creo que es importante que este espacio siga siendo un sitio de encuentro y seguidores de la literatura”.

Alexis Rodríguez, trabajador de este recinto cultural, explicó que Salazar solía frecuentar las instalaciones de la Biblioteca Simón Rodríguez y llegó a consolidar una fuerte amistad con el personal. “Lo llegamos a celebrar en vida en estos eventos, era un personaje muy particular, se caracterizaba por ser soñador. Después de su muerte nos dedicamos a homenajearlo de forma anual”.

Por otra parte, el poeta Luis Beltrán Acosta comentó que en la Venezuela anticomunista del siglo XX conoció al homenajeado y su amor por las letras y preocupación por las injusticias sociales, hizo posible que concretaran una amistad. “Siempre estuvimos conectados. Su presencia en Guayana sirvió para estimular su creatividad”.

Posteriormente los asistentes leyeron los poemas del libro Versos de hombre. Entre los participantes estuvo el señor José Moreno, leyó Credo, la señora Soraya Tovar compartió La Patria, mientras que Abelardo Fabiochi leyó una pieza de José Martí, Vierte corazón tu pena. Más adelante el pequeño Angelber Sanz y su tío Gerardo Sanz interpretaron Rosalinda, de Ernesto Rodríguez.

TIBISAY MAZA GIMÉNEZ/CIUDAD CCS
FOTO MOISÉS SAYET

 


Join the Conversation