Hamás llama a una rebelión ante la decisión de Trump sobre Jerusalén

"Mañana comenzará la rebelión de nuestro pueblo contra la ocupación" dijo Ismail Haniyé, líder de Hamás

92
92

El líder del movimiento palestino Hamás, Ismail Haniyé llamó este jueves a iniciar una nueva intifada (rebelión) contra Israel. Su pedido tiene lugar un día después que el presidente de los Estados Unidos (EEUU), Donald Trump reconociera a Jerusalén como capital de Israel.

“Instamos a todas las personas libres de Palestina este viernes a participar en el “día de la ira” y declarar este día como el comienzo de una nueva intifada”, declaró Haniyé, cita Russia Today.

El líder de Hamas también indicó que: “Mañana comenzará la rebelión de nuestro pueblo contra la ocupación y estamos seguros de que ganaremos y devolveremos y liberaremos nuestra tierra santa”.

Indicó que “Ya se ha dado la orden a todas las unidades estructurales de Hamás para que estén listas para repeler cualquier amenaza”.

Hasta el momento ha habido dos intifadas (rebeliones) de los palestinos de Cisjordania y la franja de Gaza contra Israel.

La primera Intifada empezó en 1987 y duró hasta 1993. Se le conoció como la revuelta de las piedras, porque como armas los palestinos usaron ese recurso. La rebelión terminó en 1993 cuando se firmaron los acuerdos de Oslo, en el cual Israel reconoció a la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y la OLP reconoció el derecho del Estado de Israel a existir.

El pacto le costó caro a los palestinos pues los diálogos posteriores, que deberían establecerse, nunca se establecieron. En cambio, Israel utilizó el pacto como una justificación para construir más asentamientos en la Cisjordania ocupada.

La segunda intifada ocurrió en el 2000 y se extendió durante cinco años. La desencadenó la visita del entonces primer ministro israelí Ariel Sharon y varios de sus seguidores a la Explanada de las Mezquitas, en la Ciudad Vieja, en la zona este de Jerusalén.

EEUU enterró el proceso de paz

El líder del movimiento palestino Hamás, Ismail Haniyeh también aseveró que no reconoce a Jerusalén como capital de Israel. “Jerusalén es indivisible y seguirá siendo árabe e islámica y la capital de toda Palestina”, manifestó.

Haniyeh también anunció el final de las negociaciones en el marco del proceso de paz en Oriente Medio debido a la reciente decisión de Trump de reconocer la ciudad de Jerusalén como capital de Israel.

“A la luz de las nuevas prioridades, el proceso de paz entre los palestinos y los israelíes fue sacrificado, no habrá un acuerdo del siglo”,aseveró.

“Esta decisión significa el comienzo de una nueva etapa política”, agregó.

Cuando en 1948 se creó el Estado de Israel, la ciudad de Jerusalén, considerada sagrada tanto para musulmanes como para judíos, fue formalmente dividida en dos. La parte occidental quedaría bajo administración israelí, mientras que la parte oriental sería la capital del futuro Estado palestino.

Sin embargo, esto nunca se cumplió debido a las sucesivas guerras en Medio Oriente y desde 1967 -tras la Guerra de los Seis Días- Israel ocupó la región este.

AVN

Únase a la conversación