Hija de represor pide cárcel eterna para su padre

Las protestas contra la casa por cárcel a favor de Miguel Etchecolatz mantiene en crispación a Mar del Plata.

La hija biológica del expolicía y represor argentino, Mariana Dopazo, aseveró que sería “justo y reparador” que su padre Miguel Etchecolatz “estuviera hasta el final de sus días en una cárcel común” y lamentó el “retroceso en derechos humanos” que representa la prisión domiciliaria que le otorgó la justicia de ese país con el aval del gobierno de Mauricio Macri a finales de 2017, destaca Telesur.

“A mis 47 años jamás creí que sufriríamos tal retroceso en derechos humanos con esta decisión inadmisible, pero la fortaleza popular es enorme y debe seguir creciendo hasta meter a cada una de estas bestias tras las rejas”, enfatizó Dopazo.

Etchecolatz fue condenado por distintos crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura (Proceso de Reorganización Nacional ocurrido entre 1976 y 1988) en los centros de detención clandestinos conocidos como Puente 12, La Matanza y la Comisaría de Monte Grande, mientras era director de Investigaciones de la Policía de Buenos Aires.

Desde que se conoció la decisión a favor de Etchecolatz, cientos de personas mantienen un escrache, o protesta permanente en los alrededores de su residencia.

Dopazo escribió una carta en la que aclaró que es “exhija” de Etchecolatz porque solicitó cambiarse el apellido “teñido de sangre” para cortar todo vínculo familiar.

“Nadie puede venderme el discurso de reconciliación, ni el cuento del viejito enfermo que merece irse a su casa”, apuntó la exhija de Etchecolatz y recordó que existen cientos de genocidas con prisión domiciliaria pero que este caso “le hierve la sangre porque él representa lo peor” de esa época.

CIUDAD CCS
FOTO AFP


Únase a la conversación