Historia Viva ǀ Intervenciones en Venezuela 1902-2019

Aldemaro Barrios R.

No basta comparar lo que ocurrió cuando Cipriano Castro, presidente de la República de Venezuela tuvo que enfrentar las intervenciones de Estados Unidos, Alemania, Holanda y Francia, cuyos gobiernos promovieron el bloque financiero, comercial y militar contra Venezuela en 1902, tal y como hoy lo hace EEUU cartelizado con Inglaterra, Alemania y Francia contra la República Bolivariana de Venezuela incluyendo actos criminales como el sabotaje al sistema eléctrico nacional perpetrado en marzo de 2019.
A decir del Profesor Manuel Carrero quien ha realizado un copioso trabajo de investigación del proceso de Castro a principios del siglo XX “…Venezuela había roto relaciones diplomáticas con varias naciones poderosas de Europa y con Estados Unidos, a las que Don Cipriano había desafiado. De hecho, llevó a juicio a varias empresas de Italia, Alemania, Francia y de EEUU. Y era el único hombre en el continente que denunció y rechazó públicamente la política colonialista estadounidense que impulsaba el presidente Theodore Roosevelt”.
Cuando apenas revisamos los detalles del caso encontramos a representantes nacionales entregados al gobierno de los EEUU, actuando descaradamente en contra de los intereses de Venezuela, como lo fue uno de los banqueros más prestigiosos de entonces, Manuel Antonio Matos, miembro rancio de la oligarquía venezolana, dueño del Banco de Venezuela y Banco Caracas y quien lideró la llamada Revolución Libertadora que Castro derrotó entre 1902 y 1903.
Consultamos al profesor Carrero para hacer una comparación histórica entre Matos de 1902 y quien se auto-nombró presidente de Venezuela en 2019 y nos señaló: “Matos fue un hombre de la clase oligárquica, de verbo y acción inteligente que se rodeó de hombres cultos que defendían sus intereses de clase, nada que comparar con este mequetrefe desclasado que más se parece a un monigote que a un polítiquero de quinta categoría, nada que ver”. En lo que sí estuvo conteste el profesor Carrero es en la intervención que el Gobierno de Theodore Roosevelt hizo durante el bloqueo contra Venezuela supuestamente para salvarla del acoso europeo y después con la intriga diplomática para defenestrar a Castro del poder e imponer a Juan Vicente Gómez, proceso muy similar a lo gestionado por los presidentes Bush, Omaba y Trunmp, pero con la salvedad de la torpeza con la que han actuado los agentes nombrados por el presidente Donald Trump para lidiar con el bolivarianismo venezolano y nuestroamericano al que no han podido derrotar en 20 años de hostilidades diplomáticas, militares, golpes, amenazas, sanciones bloqueo económico y financiero y ahora ataques criminales. al sistema de eléctrico de Venezuela para dejar sin alimentos,agua ni saludad a 30 millones de habitantes.
Ambos casos resultan interesantes compararlos porque la similitud de la intervención resulta asombrosamente la misma.- A Estados Unidos le interesaban los yacimientos de asfalto venezolano controlados por la New York & Bermúdez Company, que recibió concesiones del estado venezolano para explotar el asfalto del lago Guanoco, pero además en el fragor de la consolidación de su poder , Matos jugo un ajedrez político para el jaque contra Castro al asociarse con la Orinoco Steamship, La Compañía de Ferrocarril Alemán y la Compañía de Cable Francés, que tributaron capital y recursos al vasto ejército reunido por Matos. Hoy el interés es el mismo, es fundamentalmente por el petróleo venezolano, sin importar la afectación a toda la población de esta nación.
Desde 2012, el senador republicano de Florida Marcos Rubio financiado por el grupo industrial petroquímico Kosh ha liderado y promovido acciones “legales” ante el congreso y gobierno de EEUU e ilegales para financiar sabotajes contra la República Bolivariana de Venezuela, es la punta de un iceberg donde está involucrado todo el sistema norteamericano de seguridad hemisférica, la Reserva Federal y su brazo ejecutor el Fondo Monetario Internacional, por supuesto con lacayos nacionales como Julio Borges, Leopoldo López Mendoza, Antonio Ledezma como caras visibles del entreguismo oposicionista terrorista.
La gran diferencia que hay entre los tiempos de Castro es que Hugo Chávez y Nicolás Maduro han posicionado a Venezuela en un mundo multipolar con apoyo de más de 150 países del sistema de Naciones Unidas, cuentan con el apoyo del pueblo venezolano y su basamento militar con capacidad de movilización y de acción contra los sabotajes continuos en los que han tratado de caotizar la sociedad venezolana sin conseguir los objetivos que el gobierno de los EEUU se han propuesto.

venezuelared@gmail.com


Únase a la conversación