Huracán Michael atacó con fuerza parte noroeste de Florida

El fenómeno meteorológico alcanzó vientos de hasta 250 kilómetros por hora en la zona afectada

El huracán Michael destruyó casas hasta los cimientos y derribó árboles y postes de luz en el noroeste de Florida, una zona balnearia en el Golfo de México, donde la tormenta tocó tierra el miércoles de tarde con vientos de 250 kilómetros por hora.

Según las autoridades, fue la tormenta más poderosa en golpear este estado del sureste estadounidense en más de una década.

El ojo de Michael ingresó a tierra firme cerca de Mexico Beach, un poblado a unos 30 kilómetros al sureste de Panama City, cerca de las 5 de la tarde, hora del Meridiano de Greenwich, como un huracán de categoría 4 en el máximo de 5 en la escala Saffir-Simpson, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés).

Fotos y vídeos de Mexico Beach, una comunidad de unos mil habitantes, mostraban escenas de devastación absoluta. Las casas parecían flotar en medio de calles inundadas, algunas totalmente destruidas tras haber perdido el techo.

Cerca de cuatro horas después de que el huracán tocara tierra, el ojo de Michael abandonaba el “panhandle” de Florida y se acercaba al sureste de Alabama y el suroeste de Georgia, indicó el NHC.

Añadió que el ciclón había bajado a categoría 3, con vientos de 205 kilómetros por hora, menos fuertes pero aún peligrosos.

“Michael debería debilitarse a medida que cruce el sureste de Estados Unidos a lo largo del jueves”, dijo el NHC.

La poderosa tormenta ha dejado hasta el momento una persona fallecida en el condado de Gadsden, según reportes de autoridades.

Reinaldo J. Linares Acosta
Con información de agencias

 


Únase a la conversación