Independentistas llaman a la resistencia pacífica

A pesar de que el Gobierno español acordonó 1.300 centros de votación, partidarios de la secesión piden votar en consulta prevista hoy

141
141

Ante su eventual cierre por orden judicial, miles de ciudadanos ocupan desde ayer numerosas escuelas que servirán hoy de centros de votación para un referendo independentista en Cataluña, declarado ilegal por el Gobierno y la Justicia española, refiere Prensa Latina.

Convocados por la plataforma Escoles Obertes (Escuelas Abiertas), asociaciones de padres, alumnos y los autodenominados comités de defensa del referéndum organizan desde el pasado viernes actividades lúdicas para impedir que los colegios sean acordonados por la policía.

Hasta el cierre de esta edición, la resistencia pacífica de los activistas fue tolerada por los Mossos d’Esquadra (policía autonómica de Cataluña), que tienen la orden de evacuar y cerrar los centros antes de las seis de la mañana de hoy, tres horas antes del inicio oficial de la consulta.

En un documento interno publicado por diversos medios periodísticos, el jefe de los Mossos, Josep Lluís Trapero, afirmó que los agentes del instituto armado sólo recurrirían a la fuerza como último recurso.

Trapero advirtió en esa comunicación que “antes de adoptar una decisión que comporte el uso de la fuerza, se deberá tener en cuenta cuáles pueden ser las consecuencias de una posible intervención policial, evitando generar un mal mayor del que se trata de evitar”.

Llamó la atención al hecho de que entre los concentrados en los centros educativos haya presencia de menores, personas mayores u otros colectivos vulnerables.

Las principales entidades soberanistas pidieron a los efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, enviados a la región por el ejecutivo del ultraconservador Mariano Rajoy para impedir el escrutinio, que no les traten como delincuentes y no actúen contra los recintos electorales.

PUIGDEMONT PIDE MEDIACIÓN

El presidente regional de Cataluña, el independentista Carles Puigdemont, pidió, por su parte, una “mediación” para solucionar el conflicto que mantienen con el Gobierno español.

A pesar de la oposición de las instituciones españolas, Puigdemont, un independentista convencido de 54 años, advirtió que no renunciarán a votar hoy en la consulta por la autodeterminación que desde hace años envenena las relaciones entre Barcelona y Madrid.

“Debemos expresar una voluntad clara de que haya mediación en cualquiera de los escenarios”, afirmó.

“Gane el sí, gane el no, en cualquiera de los escenarios debe haber una mediación porque las cosas no funcionan, seamos honestos”, añadió.

Desde 2012, los dirigentes catalanes reclaman un referéndum sobre la independencia de esta región, cuyos ciudadanos están divididos sobre la secesión, pero apoyan ampliamente un escrutinio acordado con Madrid.

Pero el Ejecutivo central de Mariano Rajoy rechaza negociar al respecto, argumentando que la Constitución del país no permite esta votación, suspendida por el Tribunal Constitucional.

“Mucha gente pensaba: ‘Me gustaría tener argumentos un poco más convincentes que el cumplimiento estricto de la ley y la fuerza de la policía para continuar formando parte de España.

Que me dijeran (…) os necesitamos, os queremos’”, lamentó el dirigente de esta región de 7,5 millones de habitantes y con un 19% del PIB nacional español.

HAY QUE HABLAR

A escasas horas de consumar el mayor reto del nacionalismo catalán contra el Estado español en las últimas décadas, Puigdemont reconoció sentirse dominado por “una gran responsabilidad ante este momento grave. Hay que hablar, hay que sentarse a dialogar sin condiciones”, insistió.

“Lo pide todo el mundo. Es un deseo de la mayoría de la sociedad catalana, que quiere votar, que quiere decidir y quiere hacerlo de manera dialogada y acordada”.

Si bien los puentes de diálogo entre ambos ejecutivos parecen dinamitados, Puigdemont se mostró abierto a desconvocar el escrutinio si el poder central acepta negociar una votación acordada.

“Si el Estado español hoy dice: vamos a acordar un referéndum (…) Vamos a parar esto”, afirmó.

Pero si no fuera así, “el Gobierno (catalán) lo ha dispuesto todo para que pueda desarrollarse con total normalidad”, aseveró.

NO VAMOS A RENUNCIAR

La celebración de la consulta pautada para hoy es una incógnita: la justicia ordenó el cierre de los más de 2.300 colegios electorales repartidos en la región, se bloquearon las sistemas informáticos de recuento, y el Gobierno dispone de miles de policías en la región para impedir el voto.

“Lo que no va a pasar es que nos vamos a ir a casa y vamos a renunciar a nuestros derechos”, aseguró Puigdemont, al tiempo que pidió mantener una “actitud pacífica”.

Y si los partidarios del sí se imponen a los del no, como es previsible ante el boicot al referéndum promovido por los antiindependentistas, el presidente regional mantiene su plan de declarar la independencia, aunque esta no será automática.

“Todos sabemos que hay un período de transición, que no hay un botón que automatiza las independencias”, explicó.

“No hemos planteado la declaración de la independencia en la ley como un mecanismo que surge efectos inmediatos y que a la mañana siguiente ya está todo resuelto. No es solo ingenuo, es impresentable esta idea”, afirmó.

MENSAJE A BRUSELAS

Y en este escenario, será de nuevo necesario el diálogo y la mediación. Si bien Puigdemont no dirigió su petición a ninguna institución, aseguró que sería lógica “una actitud activa de seguimiento y de interés por parte de la Unión Europea (UE)”, a la que lanzó un crítico mensaje.

“Entiendo que tiene compromisos con el Estado español porque ha sido así siempre (…) Pero que deje de mirar a otro lado”, afirmó.

“No es eficaz ni razonable ni sensato que el presidente de la Comisión Europea”, Jean-Claude Juncker, “no haya encontrado el tiempo en su agenda para preguntar que está pasando en esta parte, creo que importante, de la Unión Europea”, se lamentó.

___________

Madrid ordena bloqueo al voto telemático

El Gobierno español bloqueó los servicios de voto telemático del referendo de autodeterminación que las autoridades de Cataluña intentarán realizar hoy, con el fin de declarar la independencia de esa región del país europeo, refiere PL.
El portavoz del Palacio de La Moncloa (sede del ejecutivo central), Íñigo Méndez de Vigo, confirmó la anulación del sistema para el recuento de votos de la controvertida consulta, suspendida por el Tribunal Constitucional español.
Consideró que el bloqueo del centro de datos de la citada comunidad autónoma supone “un golpe asestado a la organización del referéndum ilegal”. La acción la ejecutaron agentes de la Guardia Civil en las instalaciones del Centro de Telecomunicaciones y Tecnología de la Información (CTTI) de la Generalitat (gobierno catalán).
El hecho se produjo un día después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña adoptara medidas cautelares para impedir el voto a distancia, en caso del cierre policial de colegios electorales.
“Con esta actuación queda de relieve algo que venimos diciendo hace mucho tiempo, que este referéndum ilegal convocado por la Generalitat, ya ha sido anulado por el Estado de derecho”, subrayó Méndez de Vigo.

CIUDAD CCS
FOTOS AFP


Join the Conversation