La biblioteca y su gente | Embajador de las letras

Jufany Toledo

Jufany Toledo

Las letras y el pensamiento de don Andrés Bello, considerado una de las figuras más prominentes de la cultura hispanoamericana del siglo XIX, se encuentran a la distancia de un clic; y es que a propósito del 236° aniversario de su natalicio, la Biblioteca Digital de Venezuela “César Rengifo”, digitalizó y liberó nueve de sus textos más emblemáticos, entre ellos, el Calendario manual y guía universal de forasteros en Venezuela para el año 1810, impreso en Caracas por la imprenta de Gallagher y Lamb; así como también la revista Tricolor, Año 4, N° 45 de noviembre de 1952, dedicada a Bello.

Don Andrés Bello, padre de la gramática española, y en cuyo honor se celebra el día del escritor venezolano, nació en Caracas el 29 de noviembre de 1781, fecha que el Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas, conmemora a través de la divulgación de la interesante y nutrida colección documental que, sobre “El libertador intelectual de América” preserva la institución bibliotecaria.

Esta colección ubicada en la sala de Libros Raros y Manuscritos, que contiene documentos tanto en físico como en digital, incluye 236 títulos y otros objetos personales de Bello, que habían permanecido en la Casa Nacional de las Letras Andrés Bello, y que fueron entregados en custodia permanente a la Biblioteca Nacional de Venezuela. En esa sala se aprecia también, el cuadro de Andrés Bello como Rector de la Universidad de Chile, atribuido a Raimond Quinsac Monvoisin (1790-1870).

Diversas ediciones antiguas de Don Quijote de la Mancha, que pertenecieron a la biblioteca personal del maestro, destacan en dicha colección; así como también, ejemplares de El Araucano, Revista Americana, Revista Chilena y Revista Forense. Igualmente, la Institución cuenta con un catálogo que contiene una breve biografía de Bello, un listado alfabético de su obra, y una interesante selección de los documentos referidos a Bello que se encuentran en las distintas colecciones, que conforman el patrimonio documental de Venezuela.

Bello exaltó nuestra geografía, y fue además un gran defensor de la mujer, promovió su presencia en la política y en la literatura, se le reconoce como escritor, poeta, lingüista y estudioso de la gramática, no sólo española sino también inglesa. Un revolucionario sin espada y sin fusil, un verdadero humanista. En una de sus obras celebres, Silva a la agricultura de la zona tórrida, queda en evidencia que era un ecologista, con una visión universal del futuro.

Su gran pasión fue la de educar al hombre, la de llevar a los hijos del pueblo a la universidad, no bastaba con que supieran leer y escribir, había que liberarse cultural y económicamente. Gracias a Instituciones, docentes, investigadores y trabajadores culturales del área del libro, las letras y la lectura, quienes se empeñan en recordarlo, difundiendo y promoviendo su legado.


Únase a la conversación