La biblioteca y su gente l Mujer: Sujeto de investigación

Jufany Toledo

136
136

Jufany Toledo

El llamado “sexo débil” en realidad jamás lo fue. Si bien las mujeres permanecieron invisibilizadas durante muchos años, la historia mundial contiene diversos episodios que aluden a la importante participación de la mujer y a su intervención en todos los ámbitos; incluso antes de Jesuscristo, muchas mujeres cumplieron -y continúan cumpliendo- un importante rol en el desarrollo de la humanidad. Ellas siempre han estado allí, a pesar del desconocimiento de la mayoría. Basta con investigar un poco sobre ellas, para reconocer su presencia en los distintos ámbitos de la vida.
Uno de los grupos más ignorados son las mujeres del campo, aún cuando en buena parte de ellas recae la posibilidad de alcanzar la soberanía alimentaria; ya que muchas de las mujeres que viven en zonas rurales son las que siembran y recogen la cosecha; pero los hombres siguen siendo mayoría en ese terreno, en el que las mujeres suelen ser más vulnerables y con menor acceso a las herramientas, a la tecnología agrícola y demás insumos para la siembra. A objeto de lograr su empoderamiento, a partir del 2008, la ONU conmemora el 15 de octubre como el Día Internacional de las Mujeres Rurales.

Pero no solo en el campo existen mujeres trabajando en solitario, también en las ciudades y en el mundo intelectual y académico existen verdaderas heroínas, quienes realizan un trabajo extraordinario que bien podría pasar desapercibido, a no ser que se conviertan en el objeto de investigación de algún sujeto. Tal es el caso de dos investigadoras a las que quiero referirme: Mirla Alcibíades y Vanessa Hidalgo. Ellas tienen algunos puntos en común: ambas son consecuentes investigadoras de la Biblioteca Nacional y su Red de Bibliotecas Públicas y se encuentran trabajando ardua y exhaustivamente el tema de la mujer. Ellas recomiendan a las y los investigadores no basar sus trabajos solo en internet, sino que se dirijan a las fuentes primarias: Archivos y bibliotecas.

Mirla Alcibíades comenzó hace 20 años un trabajo de filigrana, a fin de rescatar del olvido a las mujeres que, entre 1872 y 1910, incursionaron en el periodismo y fundaron periódicos o revistas, un oficio que para la época se consideraba destinado a los hombres. 34 medios de comunicación forman parte de su investigación, en la cual encontró que varios de los medios analizados fueron publicados en el interior del país; es decir que, no solo las señoritas de la capital se habían animado a escribir; aunque la mayoría de ellas hicieron uso de seudónimos.

Mientras, Vanessa Hidalgo se ha dedicado a investigar los aportes de las escritoras venezolanas en la historiografía de nuestra literatura, con énfasis en las escritoras de la década de los 80. Durante su investigación, se ha encontrado con extraordinarias escritoras, con libros publicados, autoras de excelentes textos que con pocas excepciones han tenido la merecida divulgación. Algunas de ellas son María Auxiliadora Álvarez y Elena Vera.


Únase a la conversación