La Cota 905 se alza como territorio de paz

El alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, anunció las mejoras de infraestructuras que se harán con el pueblo de Las Quintas y Las Luces

518
518

Una asamblea con las fuerzas populares de los sectores La Quinta y Las Luces de la Cota 905, junto a las autoridades del gobierno del presidente de la República, Nicolás Maduro, dio inicio ayer a las tareas para la consolidación de la paz en el territorio como derecho fundamental para la vida.

En un ambiente lleno de la ternura y la alegría de niñas y niños, que se acompañó de música y mucha fe y esperanza del pueblo, el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, anunció las obras de infraestructura que se ejecutarán en esta zona de la parroquia El Paraíso.

El arreglo de dos canchas, la rehabilitación integral de la Escuela Básica Nacional Bolivariana Doña Rosalía Campins de Herrera, así como la refacción de viviendas y la construcción del polideportivo de la comunidad de La Chivera serán las obras que se acometerán desde este próximo martes 29 de agosto.

Rodríguez, quien fue recibido con la consigna “saludo solidario y revolucionario”, estuvo acompañado de la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) Delcy Rodríguez, el ministro del Poder Popular para el Deporte, Pedro Infante; el coordinador de la Gran Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor, (GMBNBT) Rafael Hernández, así como del presidente del Poliedro de Caracas, Antonio “El Potro” Álvarez, quienes se suman en primera fila a las acciones por la paz en la comunidad.

La reunión que se realizó en la Cancha Barlovento, en La Quinta, inició con una reflexión.

Allí el alcalde dijo: “El presidente Nicolás Maduro les manda, no solo un abrazo solidario, sino la certeza de que empecemos a hacer las cosas bien aquí en la Cota 905. Parte de nuestra condición de revolucionarios pasa por reconocer cuándo se cometen errores, por reconocer cuando hayamos fallado en el desarrollo del proceso, específicamente en el territorio de la Cota 905”.

De inmediato les anunció que se atenderá la zona integralmente para garantizar la paz.

“Ya tenemos el diagnóstico que los consejos comunales hicieron. Las dos canchas las vamos a reparar, Pedro se compromete con la reparación de las canchas, yo me comprometo con el arreglo de la escuela. El martes estoy aquí en la mañana para iniciar los trabajos de reparación de la escuela Doña Rosalía Campins de Herrera, vamos a repararla de manera integral para nuestras niñas y niños”, sostuvo la autoridad municipal, al tiempo que los presentes aplaudían y celebraban el anuncio.

Recordó la iniciativa que se ha venido desarrollando en el sector La Chivera de la Cota 905 para promover el deporte. Reconoció que el trabajo del polideportivo La Chivera está paralizado, sin embargo, anunció que se retomarán los trabajos. “Pedro va a poner 300 millones yo voy a poner 200 millones, con 500 arrancamos y el presidente Maduro que nos ponga la mayor parte para terminar el proyecto”.

El alcalde indicó que el tema de las viviendas es una actividad muy importante y anunció que se retomará con la Gran Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor. Sin embargo, insistió en que la prioridad debe ser la paz.

La escuela Doña Rosalía Campins de Herrera, ubicada en el sector Las Luces, se convertirá en un centro para activar la operatividad de las obras en la zona y desde allí operarán junto a los consejos comunales, para lograr una integración en relación a servicios públicos como el gas, la electricidad, los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), deporte y cultura, entre otros.

Para culminar su mensaje, el alcalde Rodríguez insistió a la comunidad de la Cota 905 en que la convivencia en paz debe ser el aspecto preponderante.

“Lo más importante es la paz. Que todos podamos estar y vivir en paz, sin aceptar abusos. No se puede abusar contra el pueblo de Caracas ni de Venezuela. Cualquier cosa que se presente aquí estaremos a diario para ir regularizando la relación del gobierno aquí en el barrio, y el barrio haciendo su propio futuro, su propia paz”

UN PUEBLO ORGANIZADO

Para llegar al sector Las Quintas de la Cota 905, desde la Plaza Madariaga, en El Paraíso se recorre cerca de un kilómetro. Sus calles son estrechas, lo que dificulta el paso vehicular pero con un poco de paciencia se sube y se baja por la vía.

Al llegar a la Cancha Barlovento, bautizada así por la comunidad, se avizora una excelente panorámica de toda la capital venezolana.

También en el lugar se impone la arquitectura popular, donde miles de familias debieron construir sus hogares, ante la ausencia de políticas de protección social en materia de viviendas dignas durante la Cuarta República.

El programa social de BNBT junto a la Alcaldía embellecerán las casas allí asentadas que, de acuerdo con el censo comunitario suman 300. De ellas, 15 necesitan una refracción más profunda y tres deberían ser sustituidas por estar en franco deterioro. Las obras se realizarán por etapas con el acompañamiento del Poder Popular.

Por la altura, los visitantes pueden sentir frío, en contraposición las niñas, niños y adolescentes descargan toda su energía a través de la práctica de kikimbol, básquet y futbolito en la Cancha Barlovento que también será refaccionada para sumar a la paz.

Aún con la marca del paso de los años, este espacio es utilizado para la bailoterapia de los abuelos y la práctica deportiva de los pequeños que ya se conforman en equipos de kikimbol, futbolito y básquet. En una demostración de destrezas, los chamos trajeados con chalecos fosforescentes verdes y naranjas mostraron su talento como antesala de la visita de las autoridades.

En la comunidad organizada en CLAP, consejos comunales y en la Base de Misiones Sociales Lucha de la Esperanza Hugo Chávez Frías, las mujeres llevan la voz de mando de la batalla diaria por el vivir bien.

Con el pulso de las necesidades Yuddaly Nieves, del Consejo Comunal Luchando por una mejor comunidad, detalló que hace falta pavimentar la vía en algunos tramos y que “se necesita una ruta comunal porque los choferes cobran caro el pasaje”. También felicitó a la ANC, por la inclusión que se propone de todos los sectores sociales.

Ana Rosa Peña también sumó peticiones y dijo que rehabilitar la Cancha Barlovento ha sido un sueño de años. Ella junto a sus compañeras celebraron el anuncio de la reparación de la Escuela Básica Nacional Bolivariana Doña Rosalía Campins de Herrera. Allí acuden 545 niñas y niños de la etapa primaria, pues el preescolar dejó de funcionar, cuando se cayó una pared. Refirió que seguro este reimpulso servirá para rescatar la historia del plantel que guarda además un lugar que otrora fue una cárcel.

Con las acciones de la Revolución allí renace la esperanza y desde la semana entrante cuando arranque las primeras acciones de trabajo la historia del sector tendrá nuevas páginas escritas por la pluma de sus protagonistas: el pueblo humilde y trabajador.

 

 

YNDIRA VISNÚ LÓPEZ/CIUDAD CCS
FOTO MOISÉS SAYET

 


Únase a la conversación