La Librería Mediática: El aura de Benjamin, el antibelicismo y las buenas noticias

Marialcira Matute

116
116

Marialcira Matute

Aura. Quizás eso que se pierde cuando los libros son digitales y no de papel sea algo así como el aura a la que se refería Walter Benjamín, que diluye la magia cuando la tecnología transita por el arte; esto lo comentaba con el escritor español Lorenzo Silva cuando lo entrevistaba en estos días sobre su libro Recordarán tu nombre, una entrañable biografía novelada acerca de la vida digna del injustamente poco reconocido General José Aranguren Roldán en la Cataluña de 1936, cuando el máximo responsable de la Guardia Civil defendió (y luego pagó con su vida este gesto valiente) la democracia y la república.

Antibelicismo. Leo Historia y desventuras del desconocido soldado Schlump, novela antibélica de Hans Herbert Grimm, poco o nada reseñada en los anales de la literatura, libro publicado de nuevo ochenta y cinco años después de su primera edición y a cien años del inicio de la guerra que denuncia. En 1933 fue quemado por los autos de fe nazis, por su incómodo contenido para algunos: «esta guerra es una matanza terrible y cruel, y una humanidad que permita que esto suceda o que lo contemple durante años merece todo el desprecio. ¡Y el que ha creado a los hombres, ése sí que debe avergonzarse en lo más íntimo, pues su creación es una auténtica deshonra!». Otra joya de la pequeña editorial madrileña Impedimenta, que por culpa de otra guerra, la económica, no tenemos a mano en las librerías venezolanas. Los queridos amigos Peñaloza-Montilva de Mérida le obsequiaron a Isidoro el libro Exilio.Nostalgia y Creación, compilado por Alberto Garrido para reseñar la visita de Galeano y Cortázar a Mérida para la Conferencia Internacional sobre el Exilio Latinoamericano de los años 70. Y nos hacen, además, otro regalo invalorable: Creencia y barbarie, del venezolano León Moraria, un libro para «Desmontar la creencia, el dogmatismo y liberar la mente para la racionalidad de todas las cosas». Bien dice su autor que hace 500 años lo habrían quemado en la hoguera por escribirlo. Hoy —en un Estado Laico que debe continuar protegiendo la libertad de cultos y la de los «sin-culto» para una amplia circulación de ideas— es un libro interesante para constituyentes de la ANC, así como los de Onfray, por ejemplo. Es también un manifiesto antibelicista. «Las guerras sólo son propicias al interés de los imperios y nefastas al bienestar de los pueblos. A veces los pueblos deben recurrir a la guerra justa para conquistar su independencia, sacudirse el dominio de las oligarquías, las tiranías políticas, la explotación económica, la sumisión imperialista. Es el derecho de los pueblos a ser libres, dueños de la riqueza fruto de su trabajo, para que este deje de ser alienante; y también, para ser dueños de las riquezas naturales guardadas en la entraña del territorio de sus países. A estas luchas inalienables de los pueblos, ahora las tildan de ‘terroristas’».

Dos buenas noticias. Se confirma noviembre como el mes de la Feria Internacional del Libro FILVEN 2017, que inicia en Caracas con Rusia como país invitado, para luego recorrer el país. Allí estarán lectores y queridos escritores como Luis Britto García y Juan Calzadilla, a los que dedicaremos espacios en Letras Ccs por motivos de celebración que pronto comentaremos. Luego será el Festival Mundial de Poesía 2017, con dos homenajeados: Blas Perozo Naveda y Argimiro Gabaldón, que dará su nombre a la Tribuna Antiimperialista de esta edición. Como dicen que «no hay dos sin tres», esperamos que la tercera buena noticia llegue pronto, que se asignen las divisas pendientes para el libro que no se liquidan desde 2014 por motivo de la guerra económica y puedan pagarse las deudas del sector público y privado del libro, vuelvan a abrirse las líneas de crédito, puedan reabastecerse las librerías con novedades nacionales e internacionales.


Join the Conversation