“La natación es una poderosa guía”

María “La China” Hung se inició en la disciplina en 1967 y aún muestra sus habilidades

Un ejemplo de constancia y de excelente conducta ciudadana representa la nadadora y licenciada en biología, María Esperanza Hung, conocida como “La China”, quien se inició en la práctica deportiva cuando apenas contaba con siete años de edad y aún permanece en las competencias.

Sus primeros movimientos los dio en la pileta olímpica del Instituto Nacional de Deportes, bajo la dirección de la entrenadora María Simmons, en el Club Deportivo Velódromo, al cual brindó muchos triunfos, desde infantil hasta la máxima categoría y aún mantiene la actividad en la división máster.
“La China” explica que: “desde muy pequeña recuerdo que estuve rodeada de atletas de alta competencia, que me daban mucho ánimo y cuando comencé a defender los colores del Velódromo fui apoyada por esos deportistas y con ellos también escalé los primeros puestos en el ámbito nacional en defensa de los colores del antiguo Distrito Federal”.

“Junto con mis padres, además de los miles de amigos que he cosechado en mi vida, la natación forma parte de mi existencia, por eso me considero feliz y solo tengo palabras de agradecimiento a esa actividad y ha sido tan enorme que aún continúo en la natación, ahora en el mundo de las competencias de la categoría máster”, agrega cargada de emoción.

Una carrera espectacular

Arrancó en la natación en 1967 y desde el primer momento se mostró como una atleta con grandes habilidades en el agua, en los estilos libre, mariposa y rematadora en los relevos, lo que fue apreciado por los técnicos del Club Velódromo. Reforzó esas condiciones al ganar las primeras medallas de oro en los torneos del entonces Distrito Federal.

Su ascenso fue vertiginoso, hasta el punto que al año siguiente de su debut fue seleccionada para el equipo distrital, al cual brindó muchos triunfos, que la llevaron luego a la selección nacional.

Participó en Juegos Bolivarianos, Suramericanos, Centroamericanos y del Caribe, Panamericanos, Olímpicos, además de decenas de torneos internacionales de la disciplina.

En esas intervenciones internacionales acumuló 39 medallas, divididas en 17 de oro, 11 de plata y 11 de bronce, asimismo, en su hoja personal, durante ese tiempo de competencias, tuvo en su poder 32 récords nacionales, junto con varios suramericanos, centroamericanos y del Caribe y fue declarada la mejor atleta de los VIII Juegos Deportivos Bolivarianos, realizados en La Paz, Bolivia, en 1977, donde conquistó ocho medallas de oro y una de plata. Premio que se ha otorgado en muy pocas ocasiones.

Grato recuerdo

En 1977, el Círculo de Periodistas Deportivos (CPD) otorgó el premio Deportista del Año al campeón mundial de peso mínimo de entonces, Luis “Lumumba” Estaba y en las votaciones, “La China” Hung quedó en el segundo lugar. En esa época no había la división de profesionales y aficionados como ahora.

En el acto de entrega de las placas, Lumumba Estaba dirigió unas palabras a los miembros del CPD y les dijo que para él la mejor atleta del año era Hung, por lo tanto le entregaba su placa y recibía la de la nadadora. “Placa que aún conservo con mucho cariño, en mi sala de trofeos de mi casa”, señala María.
Ese mismo año Hung recibió la Orden al Mérito Deportivo, otorgado por la Presidencia de la República y el premio Buen Deportista YMCA.

Posee la Orden Rafael Vidal, Gloria Deportiva en su primera clase, otorgada por el Ministerio del Poder Popular para el Deporte en 2007.

El 25 de febrero de 2014, la Comisión de Ética y Valores del Comité Olímpico Venezolano le concedió un reconocimiento por su destacada trayectoria y comportamiento cívico.

Pertenece al Salón de la Fama de la Federación Venezolana de Deportes Acuáticos, donde solo 20 personas se encuentran en esa galería.

En el 2003 volvió a la competencia como nadadora máster y ha intervenido en torneos nacionales, bajo la dirección de la Federación de Deportes Acuáticos.

En Mundiales ha estado presente en las ciudades estadounidenses de San Francisco y Sarasota; en Montreal, Canadá; en Medellín, Colombia; Santiago de Chile y en la isla venezolana de Margarita. Tiene en su haber 11 marcas nacionales en varios estilos.
_____________

*Biografía Mínima

Hung nació el 8 de junio de 1960, en la zona Prado de María, de la parroquia Santa Rosalía.

Sus padres Luba Oleksiuk de Hung y Manuel Hung León, le inculcaron desde muy temprana edad, valores cívicos y deportivos.

Estudió la primaria en la escuela Tomás Aguerrevere, situado en Prado de María. Cursó hasta el tercer año de secundaria en el liceo Santiago Key Ayala, en la avenida El Carmen de Santa Rosalía y se graduó de bachiller en el liceo Aplicación, en El Paraíso.

Es licenciada en Biología de la Universidad Central de Venezuela.

Desde que se inició en la natación, cuando apenas contaba con siete años de edad en el Club Deportivo Velódromo, no ha dejado de competir, porque aún se mantiene en la actividad en la categoría máster.
_____________

*Anécdota

“Tengo recuerdos preciosos de cuando pertenecía al Club Deportivo Velódromo, en cuya piscina practicaba a diario. Cultivé muchas amistades, pero en especial tengo, en forma permanente en mi memoria, a un niño llamado Omar, que presenciaba a través de la reja y desde la tribuna todos mis movimientos en el agua”.

“Era un magnífico entusiasta y aficionado a la natación, pero en especial me dedicaba saludos, señas y para mi fue mi mejor admirador, porque además de presenciar lo que hacía en el agua, me obsequiaba dibujos, por supuesto, hechos por él”.

“Fue el mejor seguidor de mi carrera como nadadora. Apreció mucho la amistad que le brindé, mientras estuve presente en la pileta del Instituto Nacional de Deportes. No lo olvido, porque fue maravillosa su amistad”.

JULIO BARAZARTE / CIUDAD CCS

Únase a la conversación