Leones del Caracas derrotó a la tribu y pone un pie en la final

Ramón Cabrera conectó un cuadrangular que le permitió ratificar el triunfo de los melenudos

Los Leones del Caracas ponen un pie en la final de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP) al sumar su tercera victoria de la serie semifinal ante Caribes de Anzoátegui 4-2, con la opción de regresar a la capital teniendo el boleto a la final en mano, o a un triunfo de amarrarlo y poner fin a nueve años de espera.

Para obtener este importante triunfo, los melenudos de Mike Rojas se apoyaron en una gran apertura del refuerzo Logan Darnell. El zurdo volvió a dar puntos a la teoría de que los lanzadores de esa mano son mortales contra “La Tribu” ya que no hizo menos que maniatarlos.

En los seis innings de labor de Darnell, solo permitió cuatro imparables y una rayita, mientras le propinó cuatro ponches a sus rivales.

Mientras que en la parte ofensiva, el regreso de Harold Castro a la alineación dio crédito temprano. “El Tren del 23” abrió el marcador en el tercer inning con hit al jardín derecho que remolcó a José Rondón en ese mismo capítulo.

En el siguiente episodio le tocó al encendido Gregorio Petit, quien con sencillo ratificó su buen momento y puso la pizarra 2-0 a favor de su equipo.

Ambos elementos, con buen engranaje (pitcheo y ofensiva oportuna) se combinaron en toda la noche. Tocaba el turno de aparecer a Ramón Cabrera y al relevo, para consolidar el triunfo.

El “ninja” guiaba las acciones desde el plato y con el madero produjo las dos carreras, muy pesadas para el elenco oriental.

Cabrera conectó un soberbio cuadrangular en la octava entrada para sumar dos carreras más en la victoria de los melenudos.

Entre tanto, con Carlos Piña en el séptimo, y Alejandro Chacín, en el octavo, disiparon amenazas de la tribu, que solo pudo descontar una carrera.

Chacín, quien salió para apuntarse el salvado, sufrió porque recibió un doble de René Reyes y puso el juego 4-2 en la pizarra, pero el maracayero puso punto final a una historia, lo cual acerca al león al final de la cueva, donde no llega desde hace casi una década.

CIUDAD CCS/YULEIMA VELÁSQUEZ JUÁREZ

Únase a la conversación