Letra deportiva | Confederación del Caribe indiferente con Venezuela

En 2020 le toca la sede a Puerto Rico, entonces, ¿serán capaces de modificar eso?

La Serie del Caribe 2019 culmina este domingo y, al parecer, sus representantes se hicieron de la vista gorda frente a la demanda interpuesta por el Gobierno Bolivariano, hace una semana aproximadamente, tras la injusta decisión de revocarle, por segundo año seguido, la sede del evento a la ciudad de Barquisimeto.

Desde esta vitrina desconocemos cuáles serán las acciones legales que se generen luego del descarado desconocimiento por parte de la Confederación de Beisbol Profesional del Caribe (CBPC) que simplemente, como si nada pasara, celebró el certamen en Panamá, país que tenía previsto incorporarse, pero el año entrante.

“Yo veo que una demanda y una amenaza como esta, y yo soy abogado, creo que no prosperaría nunca”, señaló Juan Francisco Puello, presidente de la CBPC durante una conferencia de prensa. Tales declaraciones pudieran catalogarse de poco serias, pues cierran por completo, al menos, la posibilidad de un diálogo para poner sobre la mesa argumentos que, lógicamente, a ese organismo y mucho menos a Major League Baseball (MLB) le conviene, ni interesa.

Como ya hemos reiterado en días pasados, esta medida forma parte del bloqueo gringo contra Venezuela, reflejado en la poderosa organización del beisbol estadounidense que, sin duda, también domina a la CBPC, robándole su autonomía y ejerciéndole presiones políticas y económicas, para boicotear a la nación que se les antoje.

Desde luego que la reciente ruptura de las relaciones diplomáticas entre nuestro país y EEUU, confirmada por el jefe de Estado Nicolás Maduro, tiene que ver en todo este tema, pero aquí priva el hecho de la arremetida imperial que por varios años sostiene la administración de Donald Trump y sus antecesores (George Bush y Barack Obama) contra Venezuela.

Es muy probable que al término de la Serie se de una respuesta de las autoridades venezolanas, en este caso del ministro de Juventud y Deporte, Pedro Infante, quien seguirá defendiendo nuestra dignidad y exigiendo respeto, pues EEUU no puede enterrar todo el esfuerzo humano y financiero realizado por el Gobierno Bolivariano para albergar un torneo que legítimamente le correspondía.

En 2020 le toca la sede a Puerto Rico, entonces, ¿serán capaces de modificar eso?

HAROLD URRIETA/CIUDAD CCS

Únase a la conversación