Elecciones

Roberto Malaver

225
225

 

¡Comparar es idiotizar! Pero, ¡carajo!, tenemos unos candidatos para estas elecciones a gobernadores que no los podemos comparar con nadie, porque no tienen comparación en lo malo, mediocre y pasado que son. Menos mal que todavía hay gente que cree en nosotros, y eso es una vaina que aquí entre nos, yo todavía no le encuentro explicación por ninguna parte, porque los hemos engañado a placer, y nos hemos burlado de ellos que jode, y, sin embargo, allí están. Cómo será la vaina, que parece que están dispuestos a votar por Ismael “Talanquera” García, ¿ustedes se imaginan esa vaina?, que en este país todavía quede gente dispuesta a votar por ese carajo, ¡no me jodan! Pero allí vamos, de frente y dando la cara, y, cuando nos descubren, nos vamos a Miami y ta’ barato, dame dos.

Es verdad que esa vaina de llamar ahora a elecciones y salir a decir que el voto es un arma constitucional y hay que votar y es un derecho y ¡carajo!, la vaina da como vergüenza, porque todo el mundo sabe que nosotros hemos querido salir del dictador a como dé lugar, a punta de puputov, molotov, morteros, guarimbas y abandono del cargo, y llamándolo colombiano, y ahora venimos y le decimos a la gente: acude, que en el CNE te están esperando, ¡coño!, es una vaina de locos, pero, repito, hay gente que cree en nosotros, aunque ustedes no lo crean, y están dispuestos a votar por Talanquera García, ¡por Talanquera García!, una pendejada. Es cierto que esa vaina da pena pararse ahí, después que decíamos calle y más calle, y guarimbas, y cobren peaje, que eso es bueno para la salud de la oposición, y venir a decir ahora que el voto es un derecho, así como dice Embajada Radonski, que aquí entre nos, ¡pobrecito ese carajo!, porque vida útil ya no le queda, es decir, vida política.

De los candidatos nuestros tenemos para escoger, cómo será la vaina, que dicen que hasta pranes vamos a llevar a las elecciones, espero que no lo digan por Talanquera García, así lo llamó la gente de Primero Justicia cuando les robó, así también dijeron, las elecciones en Aragua. Pero como dijo un presidente de Estados Unidos, de cuyo nombre no quiero acordarme, cuando le hablaron del dictador Somoza: será un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta, así decimos nosotros de nuestros candidatos, serán unos grandes carajos, pero son nuestros grandes carajos.

El papá de Margot vio a Guillermo Call, candidato a la gobernación en Monagas, por televisión, y se puso de pie y preguntó: “¿Ese canal está pasando un programa especial de la IV República?”, y cuando se dio cuenta de que no era así, se fue al cuarto y le metió ese coñazo tan duro a la puerta que una vecina gritó: “¡Sácamelo, muérgano!”

-— Cuatro cirios encendidos, –-me canta Margot.


Únase a la conversación