Letra Ordinaria | La agresión militar viene por Colombia

Ángel Daniel González

29
29

Ángel Daniel González
letraordinaria.blogspot.com

El gobierno de Colombia, con Juan Manuel Santos a la cabeza, ha tomado el liderazgo y el protagonismo en la intervención militar extranjera que se prepara desde Washington contra Venezuela. Cuando se habla de una posible agresión militar, muchos suelen asociar esto con una “invasión” de militares norteamericanos, tal como se recoge de la historia de América Latina y del mundo. Se imaginan escenas como las de Panamá, el Salvador, Granada, Irak, Afganistán, Vietnam, etc. Pero la posibilidad real actualmente difiere un poco de este paradigma de intervención. Estados Unidos no realizará una acción militar “unilateral en nuestro país. Actuará mediante sus “aliados” en la región. Y el mejor aliado estratégico en temas militares no es otro que Colombia, que para completar el cuadro es el país que comparte una amplísima frontera con Venezuela.

El escenario que se nos avecina es el del estallido de un conflicto en la frontera colombovenezolana, el cual sería justificado por una “situación humanitaria”, a causa de la “migración masiva” de venezolanos hacia Colombia producto de la crisis económica. Se podría producir un evento trágico que involucre la actuación de militares venezolanos y colombianos, la chispa que desataría la intervención. Ya se ven las notas mediáticas que reproducen este escenario y Bogotá ha tomado acciones en este sentido, movilizando tropas a la frontera y estableciendo una suerte de estado de emergencia en la región. A esto deben sumarse los movimientos políticos que completan el cuadro de alerta. Tillerson, el secretario de Estado gringo, viajó a Colombia y otros países de la región, seguido por Kurt Tidd, jefe del Comando Sur, quien dijo que la cooperación militar EEUU-Colombia “es clave para contrarrestar las redes de amenazas en la región”. También señaló que su propósito es “ nuestra larga asociación con las fuerzas armadas colombianas y la policía nacional en apoyo de la seguridad y la estabilidad en todo nuestro hemisferio”. Esto lo dijo al visitar la base militar de Tumaco, donde aumentó la presencia de efectivos militares estadounidenses.

Por otro lado, el ministro de Hacienda colombiano, Mauricio Cárdenas, afirmó días antes que el gobierno de Santos ha contactado a agencias de crediticias internacionales para preparar un plan de rescate financiero por unos 60.000 millones de dólares para “el día después” de que maduro deje el poder. Es decir, declaran abiertamente que pretenden liderar el gobierno económico de Venezuela.

No es cualquier cosa esa declaración. Además, el mismo sujeto espetó descaradamente la estrategia intervencionista: “Creemos que los días de Maduro están contados; la implosión de la economía de Venezuela se está acelerando”. Para completar, la oposición venezolana, tras lograr quemar el diálogo, inició una gira similar a la de Tillerson con la intención de propagar un discurso similar al del ministro de hacienda colombiano.

Hoy como nunca la amenaza militar contra nuestro país es real e inminente. Las alertas están encendidas.


Únase a la conversación