Entre libros te leas y recomiendes para 2019

Desde libros sobre política, pasando por historia, poesía, cuentos y novelas son los que nos recomiendan seis lectores asiduos

Entre autores favoritos y géneros de preferencia, concatenados con ofertas y promociones, se pasean los lectores, por lo que las ferias de libros (como la de Caracas y la Fitven) terminan siendo uno de los pulsos para saber qué tipo de lectura pudiera gustarle al venezolano; aunque nada es determinante, pues unos se van por los textos históricos y políticos, otros por la poesía, la literatura negra, los clásicos y pare de contar.

En 2015, una encuesta de consumo cultural arrojó que 37% lee diariamente, aunque 29% aseguró que no lo hace frecuentemente. De los que respondieron, 41% lee periódicos y revistas, y 33% libros y cuentos.

En la última Fitven realizada en la Plaza Bolívar se pudo conocer los cinco libros más vendidos: “Sardinas para comerte mejor” de Enrique Hernández D’Jesús; “Enriqueta Arvelo Larriva, para niñas y niños”, “Ángel Miguel Queremel, para niñas y niños” y “Héctor Guillermo Villalobos, para niñas y niños”, los tres de Laura Antillano, así como “Qué significa pensar desde América” de Juan José Bautista.

En Ciudad CCS consultamos a seis conocidos lectores para que nos recomienden los textos que deberíamos tener en nuestra biblioteca.

Ernesto Villegas: política, poesía y gastronomía

Los textos políticos son la pasión del ministro de Cultura, Ernesto Villegas, y algunos de ellos son “Discurso de Angostura de Simón Bolívar” con presentación de Gustavo Pereira, a propósito del bicentenario del Congreso y del discurso de Angostura que se cumplirá el 15 de febrero; así como “Jésus t’aime ! La déferlante évangélique” de Lamia Oualalou porque “explica el fenómeno del florecimiento de las iglesias evangélicas en Brasil, lo cual, a su vez, explica, en parte, el triunfo de Bolsonaro”, dice Villegas.

“El Monstruo y sus entrañas” de Vladimir Acosta también lo recomienda, pues desnuda a la sociedad estadounidense y ayuda a comprender el comportamiento de sus gobiernos; y el texto “Hiperinflación, arma imperial” de Pasqualina Curcio, que “desentraña los mecanismos mediante los cuales fue enloqueciendo la economía venezolana en un contexto de agresión económica por parte de EEUU y las potencias capitalistas”.

No podía faltar “Sardinas para comerte mejor” porque “masajea almas y paladares, al mezclar poesía con recetas provocativas (…)”.

Mercedes Chacín: una fanática de las novelas

La directora de Ciudad CCS, Mercedes Chacín, se considera una fanática de las novelas, sobre todo de las historias de amor porque “detectan la esencia de los seres humanos”.

Una de las que recuerda es “La exagerada vida de Martín Romaña” de Alfredo Bryce Echenique: “cuenta la vida de un peruano en París, sus amores, dificultades y aventuras para sobrevivir. Narra también la historia de la juventud de los años ’60”.

“El amor en los tiempos del cólera” de Gabriel García Márquez también es su favorito porque “es la historia de amor mejor contada que haya leído, con exageraciones reales o inventadas, como esa de que un amor platónico se prolongue por 50 años”.

No podía faltar “La tregua” de Mario Benedetti y menos “El Manual del Levante de Pedro Chacín: “otra vez Pedro, siempre Pedro, porque narra lo que ocurre entre hombres y mujeres, entre levantes y conquistas, de una forma atrevida, osada y descarada, a veces, desde su óptica de macho, cómo vivimos el amor en Venezuela en los años 80, que la verdad no ha variado tanto”.

Raúl Cazal: un lector completista

El presidente del Centro Nacional del Libro, Raúl Cazal, se considera un lector “completista” –Stephen King dixit–. “Si el libro de un autor me gusta, intento leer toda su obra”, dice.

Entre los autores que recomienda está Roberto Arlt: “comencé con ‘El juguete rabioso’ y me llevó a ‘Los siete locos’. Igual me sucedió con Osvaldo Soriano con su novela ‘A sus plantas rendido un león’”.

De Miguel Otero Silva considera que “Lope de Aguirre Príncipe de la libertad” es una excelente que “revela una historia de la que no quedaron testigos para contarla”.

También recomienda a Philip K. Dick, autor de “El hombre en el castillo”, “porque las ucronías a veces son ciertas”.

Por último, “Howard Phillips Lovecraft nos alertó de un monstruo marino, ‘Cthulhu’, y la novela del británico China Miéville, ‘Kraken’, nos sirve para mantenernos alertas de este monstruo que sus adoradores han convertido en Dios”.

Beatriz Aiffil: del cuento a la poesía

La socióloga y especialista en las culturas afro, Beatriz Aiffil, recomienda “El ahogado más hermoso del mundo” de Gabriel García Márquez. “Me enamoré de Esteban que el Gabo me ayudó a construir en mi imaginación. Allí se desata la solidaridad. Mujeres y hombres se enamoran de una causa y se entregan a ella en colectivo, sin individualismo, celos, envidia, hipocresía ni ambiciones”.

Asimismo, recomienda “Mi novia Ítala come flores y otras novias”, de Miguel James porque “esconde datos espirituales y ancestrales dignos de tomar en cuenta”, así como cualquier antología del “Chino” Valera Mora y “África, la historia no contada”, de Reinaldo Bolívar, este último porque “nos conecta, a través de sus personajes, con ese continente que siempre ha estado allí, esperando que miremos hacia él”.

Aiffil cierra con “Nochebuena negra” de Juan Pablo Sojo “para entender la barloventeñidad y el modo de ser afrovenezolano”.

Rowinsky recomienda “Mi novia Ítala come flores y otras novias”.

Alberto Rowinsky: …procesos de transformación

Para el actor y director de teatro, Alberto Rowinsky, uno de los textos importantes es “Cien años de soledad” de Gabriel García Márquez: “Me impactó su lectura, el uso del lenguaje, la imaginación desbordándose; su conexión creativa con la realidad de Colombia”.

No dejó a un lado “Las venas abiertas de América Latina” de Eduardo Galeano: “imposible perderse esta lúcida visión de las contradicciones y horrores a los que fue sometido nuestro continente”.

Asimismo, nombra “Ensayo sobre la ceguera” de José Saramago porque “nos invita a reflexionar sobre nuestra sociedad y la naturaleza humana”, además de dos obras de teatro que fueron fundamentales para su formación en las tablas: “La vida de Galileo” de Bertolt Brecht y “La persecución y asesinato de Jean-Paul Marat”.

Marialcira Matute: lectora con selecciones diferentes

‘El verdadero venezolano’, “ es un muy actualizado ensayo de Luis Britto García porque nos dibuja socialmente de forma muy acertada”, dice Marialcira Matute, conductora del programa “La librería mediática”.

Otro libro que recomienda es ‘Del Diario Hastío’, de Freddy Ñáñez, por sus “sorprendentemente poéticos aforismos filosóficos” y no deja por fuera “Elogio del Papel” de Roberto Casati, pues nos advierte de la colonización de la lectura a través de lo digital “contra la que debemos luchar para mantener lo digital como complementario y no sustitutivo del papel”.

Sigue con “Leche Derramada” de Chico Buarque y cierra con “Leer contra la nada”, de Antonio Basanta.

En próximas ediciones se ofrecerán otros títulos que deben estar en nuestras bibliotecas.

ROCÍO CAZAL
ROCIOCAZAL@GMAIL.COM

Únase a la conversación