Con López Obrador México contará por primera vez un gobierno paritario

Llega a la presidencia con metas principales:  la lucha contra la pobreza, combate contra la corrupción, reforma energética, entre otras

Con la victoria de Andrés Manuel López Obrador – conquistada el pasado 1º de julio en comicios federales – México contará, no solo con el primer presidente de izquierda electo por la mayoría, sino que se contará con un Congreso con paridad de género.

De acuerdo con medios internacionales, la Cámara de Diputados – en la que la coalición de López Obrador conquistó 307 de los 500 escaños – estará conformada por 246 hombres y 254 mujeres; mientras que la Cámara de Senadores – en la que López Obrador consiguió 69 de los 128 curules – estará integrada por 65 mujeres y 63 hombres.

Asimismo, el Gabinete Ejecutivo del recién electo presidente – con más del 53% de los votos – estará conformado por ocho mujeres y casi todas graduadas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), entre las que destaca a la exministra – hasta el 2015 – de la Suprema Corte de Justicia de la Nación Olga María Sánchez, quien ejercerá el cargo de la Secretaría de la Gobernación.

El equipo de mujeres estará integrado, además de Sánchez, por Graciela Márquez Colín (Economía), Rocío Nahle (Energía), Irma Eréndira Sandoval (Función Pública), María Luisa Albores (Desarrollo Social), Luisa María Alcalde (Trabajo y Previsión Social), Alejandra Frausto (Cultura), Josefa González Ortíz Mena (Medio Ambiente y Recursos Naturales).

López Obrador llega a la presidencia con seis metas principales:  la lucha contra la pobreza, combate contra la corrupción, reforma energética, educación pública gratuita y de calidad, y hacer frente al problema de inseguridad que padece México.

Además, López Obrador deberá abordar las políticas migratorias de la administración del presidente estadounidense Donald Trump, caracterizada por la separación de niños en la frontera común, además de la creación de un muro entre ambas naciones para “frenar” el ingreso de migrantes ilegales a Estados Unidos.

AVN

Únase a la conversación