Manifestantes haitianos exigen renuncia del presidente Jovenel Moise

En Puerto Príncipe y otras ciudades de la nación antillana se realizaron fuertes protestas este jueves

Miles de manifestantes regresaron este jueves a las principales calles de Haití para exigir la renuncia del presidente, Jovenel Moise, y denunciar el vertiginoso incremento de los precios de los productos de primera necesidad.

Como en ocasiones anteriores la capital Puerto Príncipe se detuvo bajo las consignas de “abajo el gobierno” y “libertad“, en una movilización organizada por los sectores opositores y las organizaciones sociales.

“Todos los haitianos están hambrientos y Jovenel no hace nada por su pueblo“, dijo una de las manifestantes a Prensa Latina, y agregó que “nadie necesita a Moise en el país y puede irse se aquí”.

Aunque la convocatoria era pacífica, algunos comercios e instituciones públicas sufrieron la furia de los manifestantes, que atacaron con piedras y botellas encendidas.

En varios puntos de la capital la policía diseminó las protestas con gases lacrimógenos y varios cuerpos de bomberos y ambulancias patrullaban las calles.

“Las cosas que costaban 40 gourdes (unos 50 centavos de dólar) ahora valen 60 gourdes (más de 75 centavos de dólar), los espaguetis antes eran de 30 de gourdes (cerca de 40 centavos de dólar) y ahora son de 75 (casi un dólar), pero eso nada más le duele al pueblo y no al presidente, los diputados o los senadores”, dijo otro manifestante mientras recorría la avenida Panamericane hacia el Champ de Mars, principal plaza pública de Haití.

A las demandas habituales de mayor acceso a la salud y la educación de calidad, se suma ahora la crisis en el suministro de los combustibles y la escasez de energía eléctrica, que según el gobierno responde a la temporada actual de sequía y al incumplimiento en la entrega del rubro.

Medios locales de prensa reportaron otras protestas en ciudades como Cabo Haitiano, Gonaives y Les Cayes, en las cuales contrarios al actual gobierno, que hoy cumple dos años de mandato, proferían frases hostiles al mandatario.

Durante la jornada varios automóviles fueron quemados y los cristales de viviendas particulares y otras instituciones sufrieron numerosos daños.

Hasta el momento se desconoce el número de víctimas, aunque varios ciudadanos fueron arrestados por las fuerzas del orden.

Prensa Latina

Únase a la conversación