Mijares: “Es el momento de inflexión para jugárnoslas todas”

Para el director de coreografía y coordinador del Teatro Alameda, Reinaldo Mijares, fue válido que se nos moviera el piso

A Reinaldo Mijares el apagón lo agarró en un ensayo en la UCV. Como todos, pensó que era una cosa pequeña, de momentos, de lleva y trae. Sin embargo, a este sanagustinero de vida, su parroquia le reservó una calma que él llama “una respuesta hermosa” y, sin embargo, no deja de reflexionar en voz alta sobre los laureles en los que dormidos nos agarró este “jalón de orejas”.
Lo que no quiere decir que justifique esta guerra contra los venezolanos, al contrario, refuta el hecho de vernos desprevenidos cuando sucedió lo que sucedió:

“Ahora que tenemos un gobierno aliado, —valga el término— nos hemos arrecochinado, nos hemos dormido en los laureles, entrado en una zona de confort que se nos vino el apagón y nos agarra completamente desmovilizados. Nosotros, en San Agustín, nos dimos cuenta de que había que reflexionar. Y dentro de eso, ¿por qué hablamos de las cosas que no tenemos y que “debimos haber tenido” con grandes comillas, y por qué más bien no pensamos en las cosas que tenemos y lo que hemos logrado por tener un gobierno aliado?”

—¿Qué nos hizo salir de esta?

—Brotó algo que tenemos a flor de piel, porque somos un pueblo solidario, un pueblo alegre, que ponemos el hombro al otro para apoyarnos. Nos lanzamos unos cinco, seis días sin luz, y con una oposición que apostó a que se creara el gran caos, y fuésemos venezolanos contra venezolanos y se creara el caos que justificara cualquier forma de intervención. Yo creo que el venezolano dio una respuesta hermosa, incluso más allá del tema político y más allá de la visión que cada uno puede tener.

Y creo, además, que tirios y troyanos, más tirios que troyanos, dieron una respuesta de comunión con los otros, de solidaridad. Lo que pasa es que a los venezolanos nos toca que nos llegue la candela a los pies para poder bailar. Fue sumamente interesante el tema de la corresponsabilidad, siento que a los venezolanos en general nos cuesta asumirnos al frente de las carencias, de los errores, de las buenas prácticas de lo que debemos hacer, y es muy fácil y cómodo echarle la culpa al gobierno. Ojo, podemos hablar de muchas cosas en las que el gobierno tiene que ser más frontal, pero yo, Reinaldo Mijares, prefiero, primero verme qué estoy haciendo y qué no, antes de ver qué está haciendo y qué no está haciendo el gobierno.

—Y ahora, ¿para dónde vamos?

—Espero que este sea el momento de inflexión como país, como proceso político y no una coyuntura más de las muchas que hemos pasado en los últimos 20 años. Espero para todos, no solamente para el gobierno, para el chavismo gobernante, para las organizaciones populares, pero sobre todo para los que conducen las políticas del Estado venezolano, que este cambio que anunció la vicepresidenta, ojalá sea guiado por la posibilidad de ver que tenemos que hacer las cosas bien, mejor de las que las hemos hecho.

Confiar más en el pueblo, en la gente, porque nos las jugamos todas o abandonamos esta vaina”.

FRANCIS COVA/CIUDAD CCS
FOTO ALEJANDRO ANGULO

Únase a la conversación