Milagro Sala a jueces: saben que soy una perseguida política

"Ustedes saben que las causas judiciales contra mí fueron armadas" escribió en una misiva

La dirigente social argentina, Milagro Sala, escribió una carta para los jueces y fiscales de Jujuy quienes la mantienen detenida en el penal de Alto Comedero, a quienes les expresó: “ustedes saben que soy una perseguida política”.

“Hoy quiero escribir lo que todos ustedes ya saben, pero necesito decirlo. Ustedes saben que soy una perseguida política. Aunque ustedes digan públicamente lo contrario, saben que soy una perseguida política. Ustedes saben que mi detención y mi prisión posterior fue decidida por el gobernador Gerardo Morales. Ustedes saben que las causas judiciales contra mí fueron armadas en la gobernación. Saben, además, que ustedes obedecieron y fueron, y son, instrumentos de esa persecución política”, escribió la dirigente de la Tupac Amaru, publica este jueves el portal argentino Página 12.

La dirigente de la Tupac Amaru remarcó también que las causas contra su personas fueron “armadas” y que cada paso judicial es “decidido en la gobernación”.

“Ustedes, jueces y fiscales, son los que consultan y obedecen, dejando de lado los principios básicos del derecho que estudiaron en la universidad y que juraron defender”, apuntó Sala y recordó que la persecución de la que es víctima se extiende a miembros de su familia, a otros integrantes de la agrupación y hasta a sus abogados.

En su misiva, Salas también señaló que: “Ustedes (a los jueces y fiscales) no solo buscan nuestra prisión por muchos años, buscan destruirnos como personas y buscan desterrar toda obra social y popular que hizo la Tupac Amaru. Ustedes saben, y yo también, que seré condenada, porque esa es la decisión de Morales y ustedes la obedecen. Sepan también que la historia no se detiene y que algún día deberán responder con todas las garantías legales como corresponde por estas persecuciones”.

Milagros Sala fue detenida sin argumentos legales por fuerzas de seguridad del Estado argentino el 16 de enero de 2016, luego de haber liderado una protesta de más de 7.000 trabajadores cooperativistas en la provincia de Jujuy que quedaron injustamente desempleados, como consecuencia de las políticas neoliberales aplicadas por el Gobierno del empresario Mauricio Macri.

El 31 de agosto de este año fue traslada a su casa en el barrio La Ciénaga, en la ciudad de El Carmen, donde cumplía arresto domiciliario. El 29 de septiembre regresó a la cárcel luego que la Cámara de Apelaciones de Jujuy revocó la prisión domiciliaria

Esta decisión por parte de los magistrados violó las exigencias de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

AVN

Únase a la conversación