Mirada Internacional | ¿Ayuda humanitaria?

Marbelys Mavárez Laguna

Nos preguntamos si esa acción respeta nuestra soberanía

La ayuda humanitaria, como cualquier otro asunto que implique una relación entre Estados, tiene sus protocolos, es decir, su modus operandi. Ciertamente, en Venezuela existe una gran crisis polidimensional, en tanto es económica, social, política e institucional. El origen está en factores de diversa índole, los cuales no serán desarrollados aquí. Lo cierto es que la ayuda humanitaria es un tema serio, complejo, que requiere de una verdadera atención, más allá de la posición política, doctrinaria y conceptual de cualquier persona.

Debe ponerse especial énfasis en las situaciones que originan una crisis humanitaria: en primer lugar, aquellas que han sido causadas por la naturaleza: desastres ambientales, inundaciones, sequías, crisis alimentarias y situaciones afines. En segundo término, las que han sido provocadas por la acción humana: guerras,conflictos bélicos, persecución…

El caso venezolano si bien es cierto que existe la necesidad de abastecer de alimentos y de medicamentos a la población, también es verdad que no nos encontramos en medio de un escenario bélico. En segundo lugar, no enfrentamos un desastre natural. Insisto, existe una sentida necesidad de rubros alimenticios y de medicinas, pero es condición sine que non el cumplimiento de 4 principios, inherentes a tales ayudas: humanidad, imparcialidad e independencia, además del principio de neutralidad; los tres primeros fueron consagrados por la Resolución 46/182 de la Asamblea General (del año 1991), y el último por la 58/114 (de 2006).

De los principios

El principio de humanidadsignifica que el sufrimiento del ser humano debe ser atendido dondequiera que se encuentre. El objetivo de la acción humanitaria es proteger la vida y la salud y garantizar el respeto de las personas. Luego se encuentra el principio de imparcialidad: la acción humanitaria debe llevarse a cabo en función de la necesidad, dando prioridad a los casos más urgentes y sin hacer distinciones sobre la base de la nacionalidad, raza, sexo, creencias religiosas, clase u opinión política.

El tercer principio es el de independencia, el cual significa que la acción humanitaria debe ser autónoma de los objetivos políticos, económicos, militares o de otro tipo que cualquier agente humanitario pueda tener respecto a las zonas donde se estén ejecutando. Y el de neutralidad: los actores humanitarios no deben tomar partido en las hostilidades y en las controversias de orden político,racial, religioso o ideológico. Ahora bien, ¿se están cumpliendo estos principios? El problema es que dejar abierta tal posibilidad, sin mediar los asuntos que son imprescindibles a los fines de garantizar que se respete el derecho internacional y la soberanía del país, puede ser realmente suicida.

En tal sentido, es público, notorio y comunicacional que Juan Guaidó posó el 11 de febrero de 2019 junto a la primera entrega de ayuda humanitaria que entró en el país, consistente en 1 millón 700 mil unidades para atender a embarazadas y niños desnutridos.También oficializó que el resto de la ayuda vendrá el 23 de febrero. La pregunta es:¿se habrá respetado el protocolo para el ingreso de tal apoyo?

La ayuda humanitaria debe entenderse para socorrer. No para entrar por la vía de la fuerza a ningún país. Los actores que están involucrados de forma inmediata en este asunto son el Gobierno, por un lado, y la oposición con sus aliados en el extranjero, por el otro.

¿Una implosión?

¿Se estará respetando la soberanía de nuestro país cuando un actor –presidente de facto- toma una decisión –también de facto- para dar ingreso al país a la llamada ayuda humanitaria? Es problabe que lo que se busca es tensar la cuerda para provocar un conflicto real.
______________

Visión Global

Trump no descarta enviar 5.000 soldados a Colombia

El presidente de EEUU, Donald Trump, no descartó enviar 5.000 soldados a Colombia ante la situación en Venezuela, tras una reunión que sostuvo en la Casa Blanca con el mandatario Iván Duque. Y aunque Colombia ha señalado que no apoya una invasión militar a Venezuela, EEUU sostiene que todas las opciones están sobre la mesa.Lo cierto es que esa parece ser la recomendación del asesor de Seguridad Nacional, John Bolton (Sputnik).


Únase a la conversación