Mirada Internacional | El despojo del Estado venezolano

El 23 de febrero es una fecha que se debate entre la intervención de facto o el respeto a la soberanía

La reciente alocución dada por Donald Trump es realmente peligrosa. Nunca antes se habían visto tales apetencias por un país y sus recursos: más allá del petróleo, Venezuela cuenta con una gran biodiversidad, con reservas de oro, coltán y con agua dulce, como pocos países los tienen en el planeta.

Trump, de facto, parece haberse autoproclamado gobernante del mundo. Y exhorta a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana a seguir sus instrucciones, pues de lo contrario ¿les irá mal? El mensaje fue este: “Pueden aceptar la generosa opción de amnistía de Guaidó para vivir su vida en paz, junto a sus familias. Pero no deben seguir las órdenes de Maduro de bloquear la asistencia humanitaria…”. Es decir, se trata de forzar la ruptura y desconocimiento del Estado venezolano, en tanto inadvierten la existencia de sus autoridades, instituciones, pueblo y soberanía… El sábado 23 de febrero se busca violar su territorialidad. O aún más: su soberanía marítima y aérea, algo sin precedentes

Lo paradójico: el Presidente de EEUU dice querer una transición pacífica del poder, pero agrega la siguiente coletilla: “todas las opciones están abiertas”, seguramente como las estuvieron en Libia o en Irak.

En Libia

La invasión fue una intervención militar encabezada por mercenarios extranjeros y fuerzas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en contra del Gobierno legítimo de Muammar Al Gadafi. Tal acción fue liderada por Barack Obama. El conflicto se extendió entre febrero y octubre de 2011 y terminó con el asesinato del líder libio y la victoria de los rebeldes.

Quedó claro que el objetivo consistió en tomar posesión de sus reservas de petróleo, así como privatizar la industria petrolera del país. Vale destacar que en medio del pugilato una serie de funcionarios de alto rango decidieron desconocer la autoridad del Gobierno y sumarse a la insurrección creando un Gobierno paralelo que llamarían Consejo Nacional de Transición (CNT), dirigido por Mustafá Abul Jalil. Y violando el mandato de las Naciones Unidas, los gobiernos de la OTAN intervinieron Libia, lo cual culminó con el linchamiento de Al Gadafi.

¿Y en Irak?

En este país la intervención ocurrió el 19 de marzo de 2003 cuando George Bush ordenaba la invasión de Irak con un asalto simultáneo por tierra y aire, dando comienzo a una “guerra sin precedentes” que acabó con la vida de 4.415 soldados norteamericanos y entre 97.000 y 106.000 civiles iraquíes ¿El objetivo?: acabar con las armas de destrucción masivas de Sadam Hussein. El Pentágono contaba con 300 mil militares, 1.000 aviones y seis portaviones. Las armas nunca existieron. Se trató del mayor despliegue de tropas desde la guerra de Vietnam. Hussein fue ahorcado en el año 2006 por crímenes contra la humanidad. Es el leit motiv que prevalece para borrar a los mandatarios.

2019: ¿Venezuela?

Ha dicho Trump que todas las opciones, todas, están abiertas, incluso la militar. Aunque EEUU está en una situación de quiebra sin precedentes y como lo señala Inmanuel Walllerstein, el imperio está en decadencia, tales condiciones no constituyen impedimentos para afirmar que, definitivamente, EEUU no podrá accionar contra Venezuela. La oposición no parece actuar como políticamente se espera. Y el Gobierno tiene el deber de jugar ajedrez al estilo Magnus Carlsen para evitar que Trump sea el artífice de otra guerra sin parangón.

Mayéutica mundial | Stalingrado: el horror de la guerra

Esta película es oportuna para recordar el verdadero significado de la guerra. El tema es puesto de relieve por Joseph Vilsmaier, director alemán en el filme Stalingrado, quien desarrolló un guión sobre esta batalla, la más sangrienta y dura de todo el conflicto. En esta representación no importa el bando desde el cual se lucha. El énfasis está en entender el horror de la guerra. Como curiosidad, en el año 2013 hubo una versión rusa de este conflicto cuyo objetivo era el mismo: mostrar la brutalidad de los conflictos bélicos. Sin duda, una obra cinematográfica para agotar todos los recursos necesarios para nunca apelar a la guerra.
Esta batalla se tradujo en un decisivo enfrentamiento entre las fuerzas alemanas y los ejércitos soviéticos por la ciudad de Stalingrado (actual Volgogrado) entre junio de 1942 y febrero de 1943, en el marco de la Segunda Guerra Mundial. Las bajas se estiman entre tres a cuatro millones de personas. Es considerada como la más sangrienta en la historia de la humanidad.
Stalingrado significó el fin de las esperanzas alemanas de capturar el Cáucaso y el Volga. Además, muchos oficiales del Ejército alemán se convencieron definitivamente que Hitler estaba llevando a Alemania al desastre, participando luego en el atentado contra Hitler del año 1944.

Visión global | Cerco a Venezuela

Ya son tres los centros de acopio por los cuales entraría la mal denominada ayuda humanitaria: desde Brasil, Colombia y ahora desde las Antillas Holandesas. Guaidó espera traer, desde estos escenarios, alimentos y medicinas para 250 mil venezolanos. No obstante, el Gobierno de Maduro anunció el cierre de la frontera marítima y aérea con las Antillas Holandesas, así como la revisión de relaciones diplomáticas con Aruba, Bonaire y Curazao.

MARBELYS MAVÁREZ LAGUNA

Únase a la conversación